9 de septiembre de 2014

A pesar del sufrimiento padecido en el último tramo de la ascensión a La Farrapona ayer lunes, donde cedió 40" con Froome (SKY) y 53" con un sólido Contador (TCS), Alejandro Valverde (Movistar Team) se mostraba con moral alta en la rueda de prensa celebrada en las afueras de A Coruña durante el segundo día de descanso de la Vuelta a España. El murciano de la escuadra telefónica, todavía 2º en la general a poco más de minuto y medio del madrileño y 3" por encima del británico, se aferra a un recorrido favorable a sus características, con el doble paso por Monte Castrove (jueves) y la crono final en Santiago (domingo) así como un recorrido de montaña hacia Ancares (sábado) donde espera que las circunstancias de carrera se pongan en su favor para mantener vivas sus opciones en la ronda española. Estas eran sus impresiones ante los medios:

"Iba detrás de Purito y cuando empezó a cortarse y Froome arrancó, muy fuerte, me quedé dudando, pero realmente si hubiese llegado a rueda de él y Contador en ese primer ataque luego lo habría pagado. Sí que colaboraba en el inicio, pero era un puerto en que se rodaba rápido y al colaborar más me quedaba sin fuerza, íbamos al límite. No había mucha fuerza ya. Si ayer hubiese resistido lo hubiese tenido más cerca, pero en una etapa como Ancares y las que quedan puede pasar de todo; por eso no renuncio a nada, porque creo que los días que faltan son etapas buenas para mí y muy bonitas, no con la dureza de ayer, pero sí exigentes. Viendo lo visto ayer, Alberto está muy fuerte y será muy dificil derrocarlo, pero nada es imposible. Si podemos ganar una de las etapas que quedan igual vamos recortando segundos. Quién sabe: hasta que no llegas al último día no está todo dicho, nunca hay que rendirse. 

Viéndolo, cómo está la cosa, parece que Alberto lo tiene muy bien. Empezó bien, pero ayer ya se vio un Alberto seguro y muy fuerte. Además, aunque no parezca un equipo tan sólido como otros, tiene un bloque bueno a su lado y no tendrá ningún problema con eso. Sin embargo, queda una semana; está Froome; yo no me descarto ni mucho menos; Purito, aunque esté a 2'29", no se le puede eliminar sobre todo si contamos con antecedentes en la Vuelta como el día de Fuente Dé... Alberto lo tiene bien, pero fácil no. El propio Froome no pensábamos que ayer fuese a ir tan bien; ayer no aguantó un segundo tras el ritmo de sus compañeros y arrancó a cinco de meta, si bien en Lagos sufrió. Veremos cómo va todo, pero para nosotros lo importante es que los aficionados sigan disfrutando; daremos todo lo que tengamos y el recorrido da para ver buena carrera.

No he pensado todavía en qué ventaja me haría falta sobre Froome de cara a la crono. ¿Por qué no hacerla mejor que él? Es casi un prólogo y normalmente se me dan bien. Le puedo ganar o no, eso está claro, pero no es como una CRI de 40 kilómetros. Del mismo modo, aunque me noto cansado tras dieciséis días de Vuelta, me siento bien; a mi parecer, más fresco que en esa última semana del Tour. Estar hasta el último día del Tour luchando por el podio, llegar a la Vuelta como segundo hombre del equipo tras Nairo, ganar etapas y seguir ahí, segundo y luchando por todo tras tantos días... creo que tiene mérito".



Partners 2017