11 de mayo de 2015

Movistar Team comenzó a mostrar sus armas para la rica montaña del Giro de Italia 2015 con su presencia en la amplia escapada de la 3ª etapa, una fracción corta (136 km) pero con 3.000 metros de desnivel entre Rapallo y Sestri Levante.

Rubén Fernández y Jesús Herrada formaron parte de un grupo de 25 ciclistas que murciano y conquense trataron de romper en repetidas ocasiones. Rubén, con mayor desgaste en un cuarteto siempre muy controlado por sus perseguidores y por el pelotón tirado por Tinkoff, acabó descolgándose y dejando la responsabilidad a Jesús. Éste buscó la rueda de Kochetkov (KAT) cuando éste demarró en Barbagelata (2ª), principal dificultad del día, aunque la falta de fuerzas por la imposibilidad de avituallamiento -los coches no pueden pasar con menos de 1' de distancia entre grupos- limitó después sus opciones. En el descenso final, una dura caída de Domenico Pozzovivo (ALM), afortunadamente fuera de peligro, daba el gran susto de la jornada.

Finalmente, el pelotón, muy reducido por las cotas y en el que no pudieron estar ni Dayer Quintana -recuperándose de sus heridas tras la caída de ayer- ni Juanjo Lobato, acabó jugándose el triunfo al sprint con la victoria del líder Matthews (OGE), con Andrey Amador en 17º lugar. La jornada de mañana podría evitar la volata, pues además de ser igualmente corta (150 km) y exigente, concluirá en La Spezia inmediatamente tras el descenso de la cota de Biassa (3ª), con su cima a 10 km de la conclusión.

Clasificación



Partners 2017