17 de mayo de 2015

El Giro de Italia 2015 efectúa en la tarde de este domingo su primer largo traslado a Civitanova Marche -a 360 km de San Giorgio del Sannio, meta de la novena etapa- camino de la jornada de descanso de este lunes tras otro día de enorme exigencia y sufrimiento para todos los competidores. Los 224 km por tierras del Benevento, con tan sólo tres puertos puntuables pero sin apenas llano desde la salida, volvieron a deparar un sinfín de movimientos a los que Movistar Team, tras buscarlo con Rubén Fernández, respondió esta vez con Jesús Herrada.

Al conquense correspondió la responsabilidad de filtrarse en un grupo de once ciclistas con doble representación de Cannondale-Garmin: Ryder Hesjedal y Tom-Jelte Slagter. En permanente persecución desde el ataque del neerlandés a cincuenta kilómetros de meta, Herrada buscó varios ataques que no sirvieron para llevarle a cabeza, pero sí redujeron las diferencias del grupo, en el que Tiralongo (AST) arrancó en dos ocasiones para acabar adjudicándose el parcial. Jesús, que lanzó el sprint final desde muy lejos soñando con la 2ª plaza, finalizó en quinta posición, a 23" del vencedor.

Por detrás, el enorme desgaste en el grupo de favoritos y el nuevo ataque de Aru (AST), al que respondieron su compañero Landa junto a Contador (TCS) y Porte (SKY), les condujo a la meta con alrededor de cincuenta segundos sobre un primer pelotón liderado por Giovanni Visconti (14º, séptimo ahora a 2'02" en la lucha por la 'maglia rosa'), con Amador (17º, décimo en la general) e Ion Izagirre también presentes. El flamante ganador de ayer Beñat Intxausti (30º) cedió su maillot de la montaña a Geschke (TGA), presente en la fuga y ahora con 50 puntos por 39 del vizcaíno.

Clasificación



Partners 2017