25 de mayo de 2015

Madonna di Campiglio acogió este lunes el segundo y último día de descanso del Giro de Italia 2015 para Movistar Team y buena parte de la caravana de la 'Corsa Rosa'. Los hombres dirigidos por Chente y Jaimerena aprovecharon para relajar la mente y mantener el cuerpo a tono en la misma montaña que ayer acogió el final de la 15ª etapa, como explica Andrey Amador, tercer clasificado en la general: "Hemos bajado hasta el pueblo y subido hasta el hotel para sudar un poco, activar y poder descansar el resto del día".

"Ayer sinceramente me veía una línea, un poco más atrás, pero cada día que pasa me estoy sorprendiendo menos con lo que vamos consiguiendo. Estoy contento de seguir ahí, de estar luchando, a mi ritmo, a lo que sé que puedo dar", mantiene el costarricense, que por lo que respecta a la víspera temía "más el penúltimo puerto (Passo Daone), el más exigente, aunque creo que estaba bien de piernas y ahí se vio. Éramos un grupo de sólo siete corredores (tras el descenso); ahí nadie se estaba guardando nada, todos daba el 100% y, por más bien que vayas, sabes que en algún momento lo vas pagar", si bien afortunadamente sólo quedó descolgado a 3 km del final, con Trofimov (KAT), Contador (TCS) y los astana Aru y Landa por delante.

"Queda muchísimo. Mañana será muy complicado: tenemos Campo Carlo Magno de salida; luego Tonale, que es un 'puertarraco'; después, Mortirolo; dos pasos por Aprica, que aunque es tendido y ya lo conozco siempre se hace duro de cara a meta... Miedo no tengo. Respeto sí, pero miedo no. Y creo que siempre hay que pensar en grande. Todos podemos tener un día complicado; yo me encuentro motivado, con ganas y voy a tratar de mantener y defender lo mío hasta donde pueda. Nunca me había encontrado en esta situación de irme peleando por una general, apretando en todos los puertos, y estoy muy contento y orgulloso de lo que he conseguido y satisfecho con el esfuerzo hasta el momento".

"Ha sido un Giro muy duro. Hemos tenido bastante lluvia en esta segunda semana, en general no ha habido ninguna jornada donde puedas decir 'mira, hoy descansamos', como hemos tenido en otras ediciones... Todos los días, incluidos los cortos o llanos, han sido con tensión, y tanto mañana como los días que vienen serán más de lo mismo. Todavía nos queda", concluye un Amador que alaba el ambiente e implicación de sus compañeros -"Es un grupo grandísimo, como una familia, verdaderos amigos. Siempre están ahí y creo que hay que seguir buscando las etapas y pelear esta bonita posición"- y envía su agradecimiento a todos los seguidores del equipo, en especial los que le apoyan desde Costa Rica: "No puedo responder a todos y me da pena, pero estoy totalmente agradecido por el apoyo que me han dado, cómo se han volcado. Lo 'poco' que he conseguido se lo dedico a ellos".



Partners 2017