9 de mayo de 2015

Triunfo ruso en la primera etapa de la Vuelta a Madrid (UCI 2.1), una de las más duras de la historia reciente de la ronda capitalina sobre 200 kilómetros con cinco altos puntuables y final ascendente en Colmenar Viejo. Evgeny Shalunov (LOK) llegaba en solitario a meta tras toda una jornada en cabeza, rematada con un potente ataque en el Cerro de San Pedro (3ª) ante el abulense Rubio (EFG), su último acompañante tras romperse una enorme escapada de 25 ciclistas con tres de los Movistar Team: John Gadret, Jasha Sütterlin y Fran Ventoso.

Aunque el francés reservaba sus energías para la trascendental Morcuera (1ª), una caída sin consecuencias le condenaba junto a sus compañeros a rodar en una persecución a la que acabaron por llegar, primero en avanzadilla del pelotón y después recompactados antes de Canencia, otros dos de sus compañeros: Javi Moreno y Winner Anacona, quien junto a Soler, Dowsett y Sanz trabajó mucho en los kilómetros anteriores. La criba en los dos puertos finales -Ventoso volvió a atacar sin éxito a setenta kilómetros de meta- y los ataques posteriores dejaban sólo ocho ciclistas en el grupo de favoritos, a 1’02” de Shalunov, con Moreno logrando la sexta plaza en meta.

Sin bonificaciones ni gran dureza mañana en el circuito de la avenida Monforte de Lemos, junto a las Cuatro Torres (18 vueltas, 98’8 km), la general queda vista para sentencia, con el jiennense, Gadret, Anacona y Sütterlin entre los treinta primeros.

Clasificación



Partners 2017