11 de junio de 2015

El gran estado de forma que le dejó el reciente Giro de Italia ha impulsado a Beñat Intxausti (Movistar Team) a una buena continuación en el Critérium du Dauphiné, que acogía hoy jueves su primera gran etapa de montaña con cinco altos y 161 km camino de la estación de Pra Loup (2ª categoría), vía Col d’Allos (1ª).

El vizcaíno firmaba la cuarta posición tras ser el único que se atrevió a responder el ataque de Froome (SKY), en persecución de un Romain Bardet (ALM) que abrió gran ventaja al ataque en el descenso del penúltimo puerto para presentarse en meta con casi 40” sobre sus principales perseguidores.

Cuatro Movistar Team -el propio Intxausti, Alejandro Valverde, Jonathan Castroviejo y José Herrada- comenzaban juntos la última subida tras una dura labor de presión de SKY, que dejó el grupo de favoritos en apenas una treintena de unidades. Descolgados ‘Castro’ y Herrada tras su labor de grupo -iniciada por Dowsett y Sutherland antes de las últimas dos subidas-, Valverde sufría para mantener la cabeza del grupo y acababa descolgándose a 3 km de la llegada.

Beñat, por su parte, era superado en su empeño por Van Garderen (BMC), nuevo líder, aunque se encarama al segundo puesto de la general -a 17”- con tres jornadas de montaña por delante. Mañana viernes, sexto asalto con Rousset (1ª) a 51 km del final en repecho de Villard-de-Lans (3ª).

DECLARACIONES / Beñat Intxausti: Llegaba con la chispa del Giro y con intención de 'gastar los últimos cartuchos'. El primer día sí que costó activar otra vez el cuerpo, pero una vez centrados en el día a día y la dinámica de las carreras por etapas, la sientes como otra más sin acusar tanto los esfuerzos. Como la forma ha sido buena todo el Giro es un poco más fácil. Me voy encontrando mejor con el paso de las etapas y confío en poder mantener esta situación de aquí al domingo.

El Sky se ha puesto muy fuerte ya desde Allos, un puerto muy exigente, con la cima a más de 2200m y además con un ritmo siempre a tope. La bajada en la que se ha ido Bardet requería tiento, era ‘complicadita’; luego ya, desde abajo de Pra Loup han vuelto los Sky a apretar con tres o cuatro corredores hasta el ataque de Froome. He intentado salir con él y forzar hasta donde he podido. De salida ya habíamos hablado con el equipo de compartir la responsabilidad Alejandro y yo, y en Allos ya me había advertido que no iba muy fino. En Pra Loup me ha confirmado que no se encontraba muy bien y he aprovechado la buena situación que traía de la crono por equipos, que ahora toca conservar.

Hemos salvado bien este primer día y habrá que agotar las fuerzas que nos quedan en los tres restantes. Mañana no acabamos con un puerto tan largo como hoy: Villard-de-Lans es un repecho más corto y explosivo y habrá que reaccionar de otra manera. En cualquier caso, estamos con confianza, el equipo ha respondido muy bien también, tengo todo el apoyo y con Alejandro al lado, muchísima mas seguridad. Buscaremos sobre todo mantener el segundo puesto, pero si se puede adelantar al primero, mejor que mejor”.

José Luis Arrieta (director deportivo): "Las dificultades de Alejandro han sido consecuencia del retorno a la competición -siempre hay que volver a coger el tono- y del ritmo que ha puesto Sky desde Allos. Se ha visto cómo mucha gente ha acabado en dificultades, no sólo el propio Alejandro: hombres importantes como Nibali, Péraud ya en el puerto anterior a meta... lo han pasado mal. Por otro lado, Beñat ha respondido muy bien, en la línea que terminó el Giro. Ojalá pueda sacarse la 'espina' con la que acabó, al margen de la victoria de etapa.

Las jornadas que vienen serán todas complicadas; quizás no tanto mañana, que es más suave, pero sí todo el fin de semana, en especial el sábado. Iremos día a día; son carreras donde los horarios también añaden algo de esfuerzo -mañana por ejemplo hemos de hacer traslado a la salida desde más o menos las siete de la mañana- y eso también se acusa, pero veremos cómo se plantea el fin de semana".

Clasificación



Partners 2017