20 de junio de 2015

Mes y medio después de su último esfuerzo competitivo en alta montaña y tras un largo período de preparación en Colombia, Nairo Quintana (Movistar Team) ha regresado ofreciendo un nivel más que solvente en la jornada reina de la 39ª Route du Sud. Los 160 kilómetros de hoy sábado ofrecían los ascensos de 1ª categoría a Haut-Balestas, Val Louron y Balès camino de la llegada en Bagnères-de-Luchon, donde el colombiano firmó el 2º puesto por detrás de Alberto Contador (TCS).

Apoyado hasta dicha ascensión por una joven escuadra telefónica -Marc Soler y Dayer Quintana cubrieron con él la primera mitad de Balès-, Quintana hizo frente uno tras otro a todos los movimientos propuestos por Contador en los últimos 8 km del alto. Acompañados por Latour (ALM), que había arrancado poco antes, el trío coronó en busca de un descenso rápido, áspero y con tramos técnicos en el que Contador dejó atrás a Nairo, una emcionante lucha que se acabó resolviendo en meta con 13" de ventaja entre madrileño y colombiano.

Quintana será, con casi total seguridad y a falta de los suaves 166 km de mañana entre Revel y Gaillac, el 2º clasificado -a 17"- de una general que midió las fuerzas de dos de los principales candidatos al éxito en el próximo destino de Nairo: el Tour de Francia que arranca el próximo 4 de julio en Utrecht.

DECLARACIONES / Nairo Quintana: “Estoy muy satisfecho con lo hecho hoy; ha sido un gran test, me he sentido bien de fuerzas. Tinkoff ha llevado la etapa muy rápida: ha sido un día propio del Tour de Francia, a una velocidad muy elevada. Contador atacó fuerte a mitad de ascensión y yo le he podido responder con solvencia. En un momento determinado me dijo que si yo le daba relevos, me dejaría ganar la etapa. Yo le he contestado que no le iba ni a relevar ni tampoco a atacar. En la bajada el piso estaba descarnado y no merecía la pena jugársela; Contador ha arriesgado mucho bajando. Como digo, estoy contento: el cuerpo ha respondido muy bien”.

Suiza: La fuga de Anacona (9º) llega a meta

Por otro lado, un grupo de una veintena de unidades dominó el circuito de la séptima y penúltima etapa de la Vuelta a Suiza en la capital de la Confederación Helvética, Berna, en el que Pinot (FDJ) volvió a ceder unos segundos pero conservó el maillot amarillo de líder. Un dúo liderado por Lutsenko (AST) se anticipó a la escapada en la que Winner Anacona peleó durante toda la jornada e incluso probó los ataques en un par de ocasiones.

El boyacense, con mayor sufrimiento en el tramo final, se hacía con el noveno puesto en la víspera del desenlace de la prueba, donde Adriano Malori luchará en un trazado muy duro -38 km, los mismos de los que se componía el bucle de hoy- por hacer frente a los favoritos de la general y a otros especialistas, a una semana de los Nacionales y dos de la salida del Tour de Francia.

Clasificaciones: Route du Sud | Vuelta a Suiza



Partners 2017