29 de agosto de 2015

Los incidentes marcaron una 8ª etapa de la Vuelta a España -182 km entre La Puebla de Don Fadrique y Murcia, con dos pasos por la Cresta del Gallo (3ª)- donde Movistar Team pudo cuidar bien de sus líderes antes de las dos jornadas de montaña de mañana domingo (Benitatxell) y el miércoles (Andorra), aunque sufriendo también el infortunio en forma de caída para José Joaquín Rojas cuando lideraba la etapa entre los ataques del último ascenso.

Dan Martin (TCG) y Tejay van Garderen (BMC) fueron las víctimas entre los hombres de la general de una montonera a cincuenta kilómetros de la conclusión -de la que preocupa el estado de Kris Boeckmans (LTS)-, lo que provoca que Alejandro Valverde y Nairo Quintana asciendan a las plazas cuarta y sexta de la general. El belga Stuyven (TFR) se llevó un sprint masivo donde Giovanni Visconti fue 4º y Rojas, lastrado por los raspones y un fuerte golpe en el hombro, también acabó 9º.

DECLARACIONES:

Alejandro Valverde: “Yo y casi todo el mundo estábamos advertidos de cómo sería esta etapa. La Cresta del Gallo es muy peligrosa y rápida, sobre todo en la bajada, y aunque en la primera vuelta lo ha visto la gente, la segunda ha sido aún peor. Rojillas tenía una opción muy buena para hacer la fiesta completa, pero se ha caído en la primera curva del último descenso y no ha podido estar ahí. Hemos intentado controlar en el final, pero en el sprint tampoco me la podía jugar. Es cierto que el grupo era más reducido, pero no quería tomar más riesgos de los debidos. Ha sido un honor correr en Murcia ante mi gente después de algunos años sin que la Vuelta a España pasase por aquí; me he sentido súper querido. Por lo demás, me encuentro bastante bien. Sufriendo mucho, pero como todos. El calor está haciéndonos pasarlo bastante mal. Aunque no lo haya parecido, ha sido una etapa durísima, en especial por el peligro. Seguimos ahí, salvando las jornadas y cruzando los dedos para que todo continúe así”.

Nairo Quintana“Más que los nervios, lo duro de esta Vuelta está siendo el calor de todos estos días, inhumano, aunque es lo que tenemos. Afortunadamente, hemos librado la mayoría de caídas fuertes, aunque una de Rojas le ha afectado de cara al sprint. Queríamos hacer buena actuación, siendo la tierra de Alejandro y Rojillas, pero la carrera iba demasiado rápida. Hemos puesto intención al final, buscando salir a los cortes y controlar para José Joaquín, pero no ha podido ser. La idea estos días era no perder tiempo y llegamos bien a la montaña. Noto el castigo del Tour, ya que es la primera vez que hago un doblete tan seguido y por juventud me falta un poco de esa 'madurez', se nota el cansancio, pero sigo manteniéndome en buen nivel y confío con conservarlo. Veremos mañana con la subida final cómo se va desarrollando la carrera”.

Clasificaciones



Partners 2017