31 de agosto de 2015

110 km por carretera desde su alojamiento de Denia hasta la Marina Real Juan Carlos I de Valencia; 146 de competición, siempre a ritmo muy alto, camino de Castellón; y otros 380, de nuevo en autobús, para acceder a su hotel en la zona norte de Andorra. Todo ello, con las molestias de las caídas sufridas en el pasado fin de semana para tres de sus corredores -Valverde, Rojas y Visconti-. Nunca una jornada de descanso fue tan difícil de alcanzar para Movistar Team, que sin embargo salvó con nota un día peligroso en la Vuelta a España donde José Joaquín Rojas incluso rozó el triunfo de etapa.

El ciclista de Cieza acababa 3º, tras Sbaragli (MTN) y Degenkolb (TGA), tras una jornada loca, donde hasta 40 corredores se fugaron en la primera parte de carrera -con Amador y Erviti siempre muy activos en los cortes- y Movistar Team controló después para proteger a sus líderes. Una buena labor del propio Erviti, Sutherland, Ventoso, Amador o Moreno cuidaba de Quintana y Valverde, a los que Rojas y Visconti cubrieron en el Desierto de las Palmas y su descenso hasta buscar sus opciones en el tramo final, el italiano con un breve ataque a 2 km de la llegada y el murciano, ya en el sprint, rozando su primer éxito en la Vuelta en el mismo escenario donde se proclamó campeón de España hace cuatro años.

La general llegará al Principado como en la víspera, con Dumoulin (TGA) sólido en cabeza y Valverde y Quintana, empatados a 1'17" del neerlandés en las plazas sexta y séptima. El miércoles, tras el merecido reposo, llegará una de las etapas más duras de la historia de la carrera: en sólo 138 km, enteramente sobre territorio andorrano, se cubrirán -según Unipublic- casi 5000 metros de desnivel con seis ascensiones: Beixalis (1ª), Ordino (1ª), La Rabassa (1ª), La Gallina (Especial), La Comella (2ª) y Els Cortals d’Encamp (1ª).

DECLARACIONES:

José Joaquín Rojas (audio): "He estado cerca; lo que pasa es que he esprintado más con corazón que con fuerzas. La etapa la tenía marcada porque había ganado el Campeonato de España aquí, pero me dolía mucho, mucho, mucho la clavícula, la llevo muy inflamada todavía. Tenía ganas de hacer una gran carrera aquí, y a base de paracetamol, 'nolotil'... y de echarle narices, he intentado brindarle una etapa al equipo, pero se me ha ido. En realidad tenía piernas, para haber ganado en Murcia y para hacerlo aquí, pero en esta ocasión, me ha fallado la clavícula. Lo importante es que los líderes han pasado un buen día y que nos quedan dos semanas para seguir buscando ese triunfo y para que ellos puedan llegar a lo más alto".

Alejandro Valverde (audio): "Dentro de lo que cabe, la etapa ha ido bastante bien. En la bicicleta no me puedo quejar de sensaciones, porque puedo ir bien; lo malo es cuanto tengo que levantar el brazo, me cuesta mucho trabajo, tengo que hacer muchas cosas -como coger comida- con la mano derecha... doler, duele, pero lo que más me preocupa en realidad es que el cuerpo se resienta, que esté duro y bloqueado. Confiemos en aprovechar este día de descanso y el miércoles se hará lo que se pueda".

Clasificaciones



Partners 2017