5 de agosto de 2015

Un tercer puesto con mejor sabor de boca de lo que indica el resultado. Movistar Team salvó una contrarreloj por equipos muy complicada en el centro histórico de Burgos -13 km en la segunda fracción de la Vuelta a la provincia- a la que el cuadro de Chente García Acosta ya llegó con el susto en el cuerpo al caer varios de sus hombres, aunque sin consecuencias graves, en el reconocimiento del mediodía.

Tras salvar la parte más complicada físicamente para sus hombres, un primer tramo de rectas de potencia hasta el km 6 -donde se situaron cuartos, a 16” del ya dominador Astana-, la escuadra telefónica, con cinco hombres tras el Alto del Castillo (Anacona, Fernández, Herrada, Visconti y un Soler en pleno sufrimiento), limitó dicha pérdida en el segundo tramo, el más peligroso, para concluir en 3º lugar a 28” del conjunto turquesa.

La nueva general deja a Herrada -5º, a 26” tras su tercera plaza de ayer en Clunia-, Fernández (7º) y Anacona (8º) todavía vivos en el top-ten de una prueba que buscará mañana la lucha entre velocistas entre Villadiego, con permiso del viento, antes de los dos finales en alto del viernes y sábado.

Polonia: sobrevive la fuga

En su segundo frente competitivo, Movistar Team también mantiene esperanzas intactas con un Ion Izagirre que continúa en el top-20 de la general de la Vuelta a Polonia tras una larga y lluviosa 4ª etapa -220 km con final en Nowy Sacz- que premió a una larguísima fuga local, con Bodnar (TCS) triunfador y Zielinski (POL) de amarillo por delante de un pelotón al que le faltaron tan sólo 20".

La escuadra dirigida por José Luis Jaimerena, que afrontará entre mañana jueves en Zakopane y el viernes en Bukovina las ascensiones de los montes Tatras, encarará el reto con seis hombres tras sufrir hoy un doble abandono: Juanjo Lobato, con catarro, y Alex Dowsett, al que problemas estomacales en la jornada de ayer dejaron sin fuerzas en esta cuarta fracción.

Clasificaciones: Burgos | Polonia

Foto ©: Carlos Peña



Partners 2017