6 de agosto de 2015

Ya 2º -amargo resultado- en la Prueba Villafranca disputada frente a su gente el pasado día 25 en Ordizia, Ion Izagirre (Movistar Team) está dejando atrás el duro revés que supuso el Giro 2015 y se muestra listo para todo en una Vuelta a Polonia que ha situado a Bart de Clercq (LTS) como nuevo líder tras la jornada más larga, la primera en los Montes Tatras con 223 km y un exigente circuito final en Zakopane.

El guipuzcoano, respaldado en ese tramo decisivo por Fran Ventoso y Eros Capecchi, aguantó todo tipo de acometidas en un grupo de favoritos reducido a poco más de treinta hombres en el último paso por meta -a casi 60 km de la conclusión- y a sólo doce en la tercera y última pasada por los ascensos a Zab y Gubalówka. Un ataque a 3 km de meta de De Clercq evitó el sprint de grupo, con Ulissi (LAM) y Reichenbach (IAM) a 3" del belga e Izagirre, 9º en la persecución a 7".

La nueva general, ya reducida en su lucha por el amarillo a los doce de cabeza, deja a Izagirre en quinta posición, a 9", con sólo De Clercq, Ulissi (+4") y Formolo (TCG, +6") por delante en tiempo y contrarrelojistas como Riblon (ALM) o Zakarin (KAT, ambos a +17") de momento por detrás. Pero antes de llegar a los 25 km decisivos en Cracovia, el de Ormaiztegi se las verá con la etapa reina: 174 km en Bukovina con ocho subidas puntuables y cuatro pasos no categorizados por el repecho de meta.

Clasificaciones



Partners 2017