20 de abril de 2016

La segunda prueba del Tríptico de las Ardenas ya tiene un solo rey: Alejandro Valverde. El murciano acudía a la cita en busca de su cuarto –tercer consecutivo- título (2006, 2014 y 2015) y, finalmente, lo logró. Con esta victoria se convierte en el máximo ganador histórico de la prueba, un triunfo que enlaza con las dos últimas victorias en la Vuelta a Castilla y León. Hat-trick en un inicio de temporada que supone una tremenda inyección de moral del cara al Giro de Italia.

Desde el inicio de la Flèche Wallone (196 km, Manche en Famenne – Mur de Huy), el equipo dirigido por José Luis Arrieta supo leer y controlar en todo momento la carrera. Dani Moreno, Carlos Betancur e Imanol Erviti escoltaban al murciano, mientras Rubén Fernández, Giovanni Visconti y Rory Sutherland endurecían los últimos kilómetros hasta dar caza al británico Stephen Cummings (DDD). Otro hombre clave fue Ion Izagirre, desatado y “sin cadena” atacó a Jungels (EQS) sin desatender todos los amagos de ataques.

Como de costumbre y a diferencia de la Amstel Gold Race y Liège-Bastogne-Liège, la Flèche estaba abocada a decidirse en lo alto de su cota más decisiva, el Muro de Huy (204 m): 1,3 kilómetros al 9,6% de pendiente media, con rampas que alcanzan el 26%. Características para escaladores explosivos con buen sprint cuesta arriba. Y ahí llegó bien posicionado Valverde junto con Purito Rodríguez (KAT) y Daniel Martin (EQS). Con inteligencia, soltura y contundencia dictó sentencia el ‘Bala’, ni siquiera el francés Julian Alaphilippe (EQS) le intimidó en el sprint final.

La próxima cita con las Ardenas será este domingo con la Liège-Bastogne-Liège, carrera donde Valverde, de nuevo, defiende título y buscará su cuarto entorchado.

DECLARACIONES:

Alejandro Valverde“El equipo ha estado de 10. Exagerado, desde el primero hasta el último, la misma armonía que había desde esta mañana. Pudimos hacer la carrera que queríamos y rematamos como quisimos también. Imanol, Rubén, Betancur, Rory, Dani, Visco… todos tiraron como animales y estuvieron atentos en cada uno de los cortes que se formaban, también Ion, aguantando bien adelante.

Antes de llegar a la subida hubo ya pelea mentalmente. Y de cara a meta, yo quise colocarme bien para no tener sorpresas por ningún lado. Purito atacó primero, Daniel Martin después. En ese momento vi que tenía unas sensaciones tan increíblemente buenas que decidí salir a por ellos. Esta victoria junto con la de Castilla y León me da una tranquilidad enorme. Fíjate que al principio estaba nervioso porque notaba que mis condiciones eran mejores que las de años anteriores. Quería tenerlo todo controlado y finalmente salió bien.

Muy contento y preparado para el próximo domingo. Hoy hemos cumplido el objetivo que era ganar Flecha y ahora a pensar en Lieja. No sabemos si dan lluvias, quizás no, así que tranquilos porque el frío sin lluvia se puede combatir. Y muy feliz por entrar en la historia con esta cuarta Flecha Valona”.

Clasificación



Partners 2017