29 de abril de 2016

Lejos quedó el tímido colombiano que se mostraba modesto y discreto en la contrarreloj. La cuarta jornada del Tour de Romandía -15 km contrarreloj en Sion- sirvió para destapar a un Nairo Quintana ambicioso en velocidad punta. Tampoco Ion Izagirre decepcionó; el gipuzcoano rayó a un nivel muy parejo al de su victoria en el prólogo para completar una notable crono, 8º en el total y cuarto en la general a sólo 29" de su compañero.

El recorrido favorecía a las dos referencias azules -5 km suaves de inicio; cuatro intensos de subida por la Route de Savièse; y un descenso rapidísimo hacia meta- y ambos se encargaron de mostrar una vez más su buena condición en el paso intermedio. Allí, Nairo Quintana mejoró en 5” la marca de Ilnur Zakarin (KAT), su gran rival ayer, comparativa que optimizó después trazando perfectamente las bifurcaciones del tramo final urbano para dejar 8” por detrás al ruso -26" en la general-. Por delante se situaba Thibaut Pinot (FDJ), capaz de batir por 2" a todo un especialista como Tom Dumoulin (TGA) y endosar 9" a un Nairo que ve cómo el francés pasa a ser su máximo contrincante, a 23".

Otra jornada salvada para el bloque telefónico, camino del día decisivo en tierras suizas, mañana, con el bucle alrededor de Villars-sur-Ollon. Las dos subidas a Barboleusaz (1ª), coronada la última de ellas a cuatro kilómetros de meta, rematará una jornada reina con otros dos pasos puntuables y un total de 173 km.

DECLARACIONES:

Nairo Quintana: "Muy contento. Hemos defendido bien el maillot, seguimos líderes y esperamos mañana poder controlar sin ningún problema. Fue una crono muy buena para mí, que me da confianza para seguir trabajando bien y llegar fuertes al objetivo principal que tenemos en la cabeza. Esta prueba en Romandía me ha venido fantástica. También es cierto que era una contrarreloj diferente, con subida bastante dura, pero la satisfacción está ahí.

¿Pinot? No me ha sorprendido. He visto que hace un par de años viene haciendo CRI muy buenas y sabía que sería un rival duro y tendría que rendir a tope para que el liderato no estuviese en peligro. Tiene un equipo que le respalda, muy fuerte, y mañana habrá que seguir teniendo atención, porque puede ser un rival bastante peligroso. Estaremos atentos a los ataques que vengan. Seguro que tanto Zakarin como él y sus equipos lo van a probar. El equipo está bastante bien y todos ellos, seguramente también Ion, me respaldarán a las mil maravillas para controlar esos movimientos”.

Clasificación



Partners 2017