8 de abril de 2016

Una rodilla maltrecha le impidió concluir la París-Niza y llegar bien a uno de sus objetivos del año -la Milán-San Remo y el primer bloque de clásicas de pavé-, pero Juanjo Lobato (Movistar Team) ha sabido rehacerse y batir a buenos sprinters en Arnage, muy cerca del circuito de velocidad de Le Mans, donde ha concluido este viernes el 64º Circuit de la Sarthe.

La prueba gala, donde Movistar Team había obtenido triunfos en tres de sus últimas cuatro participaciones, ha vuelto a sonreír a los de Chente García Acosta, que habían cosechado hasta ahora un cuarto y un quinto puesto con el andaluz y lucían la sexta plaza en la general con un notable Javi Moreno. En las siete vueltas al último circuito, y previo trabajo de unos Arcas, Quintana, Betancur y Pedrero entregados siempre a sus jefes de filas, Lobato batió con una bici de ventaja a Benfatto (AND) y Pelucchi (IAM) para saborear de nuevo las mieles del triunfo en 2016 -se exhibió en la rampa de Hatta, en el Dubai Tour (febrero)- y elevar a siete los trinufos telefónicos esta campaña.

El éxito sirve además a Lobato para escalar hasta la tercera plaza en la general, tras Fournier (FDJ) -escapado con éxito el primer día- y Gretsch (ALM). Otro éxito que brindar al que, en la edición 2015, hiciese brillar a los de Unzué y luciese el liderato: Adriano Malori.

DECLARACIONES:

Juanjo Lobato: "Poco a poco voy sintiéndome en mi sitio y esta victoria me ha servido para recuperar mucha ilusión y soltar mucha rabia. Al tener seis corredores por equipo se hacía más difícil controlar en carrera y por eso se fueron las fugas el primer día y ayer en la etapa reina, dos días en que lo hice bien. Hoy hemos confiado y apostado desde el principio, poniendo ya a Dayer desde salida para tener la fuga bajo control y con el resto del equipo siempre apoyándome muy bien.

He mantenido la calma en el sprint, no me he puesto nervioso: hasta que los Roompot no han empezado a progresar a falta de kilómetro y medio no he entrado en la pelea. En la curva a 600 metros de meta ya iba tercero y he podido medir bien la distancia y arrancar en cabeza, sin problemas.

Esos problemas de rodilla de hace 2-3 semanas, cuando me tuve que bajar en París-Niza, me perjudicaron en mis objetivos, pero ya me siento mejor y listo para las próximas. Después de Roubaix tengo previsto, en principio, debutar en las Ardenas. Voy a estar en Amstel Gold Race y Flecha Valona, con la intención de conocerlas, sin marcarme ningún objetivo, y luego veremos si disputo Vuelta a Madrid o paro ya un poco para pensar en las carreras del verano".

Clasificación

Foto ©: Marie Greneche



Partners 2017