25 de septiembre de 2016

Día de ilusión y esperanza en el Eneco Tour. Son ambas las sensaciones que ha transmitido un descomunal Jasha Sütterlin, quien hizo soñar con el podio de la carrera en el tramo final de un espectacular cierre en las Ardenas flamencas. Los 198 km entre Bornem y Geraardsbergen, con más de una docena de cotas -varias de ellas sobre adoquines- y los pasos, empapados de lluvia, por el Bosberg, el Denderoordberg o el mítico Kapelmuur, han brindado un precioso día de ciclismo con los Movistar Team como protagonistas.

La larga fuga inicial de Winner Anacona, cazado a cincuenta kilómetros del final tras el segundo ascenso al ‘Muur’, fue pronto suplantada por un Jasha insertado en un grupo de ocho que acabó reduciéndose a solo cuatro elementos en la tercera subida a Grammont. Naesen (IAM), Boasson Hagen (DDD) y Terpstra (EQS) ‘torturaron’ al joven alemán, entregado en los llanos y sufridor en las cotas, hasta perder contacto en la penúltima ascensión, a solo 6 km del final. Por detrás batallaban los hermanos Izagirre, acompañados hasta el último ‘Muur’ por Erviti y que con Ion brindaron el mejor resultado en meta de los de Chente y Jaimerena al acabar 9º en el día, octavo en la general. Jasha fue 11º en la carrera, tras ser alcanzado y superado por el grupo de Peter Sagan (TNK).

El tercer puesto final del arcoiris, tras Terpstra y Naesen, le permite superar a Nairo Quintana en el ránking individual UCI WorldTour (669 vs 609), al tiempo que impide una mayor escalada de Tinkoff sobre un Movistar Team que mantiene 70 puntos (1431 vs 1361) a falta de la última cita valedera para el circuito mundial, Il Lombardia (sábado 1 de octubre). En la ‘Clásica de las Hojas Muertas’, que reparte 100 pts al ganador, los hombres de Unzué aspirarán a la cuarta victoria consecutiva en la clasificación.

DECLARACIONES:

Jasha Sütterlin: La etapa de hoy era algo similar a lo que vivimos en carreras como Flandes o Roubaix y, sobre todo de cara al futuro, para mí era muy importante acabar arriba con los mejores. Por eso estoy realmente feliz de lo que he conseguido hoy, y espero volver el año que viene para lograr este gran resultado del que tan cerca me he quedado. He podido estar bien metido en el corte decisivo en esos últimos 50 km y luchar contra gente de muchísima calidad, como Terpstra, Jungels, Boasson Hagen… Incluso después de cortarme en la última subida intenté pelear por el top-ten final, pero en los últimos kilómetros iba completamente muerto. Ahora toca mentalizarse para el futuro y trabajar para mejorar mi condición de cara a estas pruebas y, quién sabe, quizás perseguir un podio en Flandes o en Roubaix. Sería algo muy bonito, puede ser un objetivo para próximos años y lo de hoy me hace pensar que hay opciones reales”.

Clasificaciones: Eneco Tour | GP Beghelli



Partners 2017