10 de mayo de 2017

Un golpe de Rory Sutherland (Movistar Team) en los últimos ocho kilómetros de la quinta etapa del Giro de Italia, con final en Messina, fue la única nota negativa de una jornada tranquila, la segunda y última por tierras sicilianas, donde Fernando Gaviria (QST) se impuso al sprint y su compañero Bob Jungels mantuvo la Maglia Rosa.

El aussie resbaló contra su costado derecho y, tras reemprender la marcha y concluir la etapa, pasó por la clínica móvil situada junto a la meta para pasar pruebas radiológicas que descartaron cualquier tipo de lesión. Un golpe en el codo derecho y numerosas abrasiones fueron el único parte reseñable para el fiel gregario de Nairo Quintana, que cubierto por sus compañeros alcanzó la meta sin novedades.

Nairo pasa a ser, en virtud del puestómetro, 7º de la clasificación general a 10" de Jungels, mientras Andrey Amador gana por ese mismo procedimiento dos plazas para situarse décimo. Movistar Team al completo habrá de seguir poniendo atención mañana jueves en una sexta fracción -217 km entre Reggio Calabria y Terme Luigiane- que concluirá con dos kilómetros a más de un 5% de desnivel.

Clasificación



Partners 2017