11 de mayo de 2017

Silvan Dillier (BMC) coronó este jueves en Terme Luigiane, final de la 6ª etapa del Giro -217 km por la costa calabresa-, una larga y rápida (casi 44 km/h de media) fuga de cinco elementos que la labor de los conjuntos más fuertes del pelotón no pudo doblegar. 39” fueron el margen del suizo y su rival Stuyven (TFS) sobre un grupo restringido a los favoritos en la exigente rampa final (2 km a más de un 5%), donde Nairo Quintana y Andrey Amador (Movistar Team) no perdieron comba en ningún momento.

El trabajo de Sutherland y Anacona, desde la salida; De la Parte, Herrada y Rojas, en los toboganes y la fase decisiva; y un de nuevo estupendo Bennati junto a Gorka Izagirre en la aproximación a meta sirvieron en conjunto para mantener a Quintana con los mejores, nuevamente 6º -por delante de Dumoulin (SUN), quien lo rebasaba en la víspera- en una general comandada por Jungels (QST). Amador mantiene su 10º puesto.

Los velocistas regresarán a escena este viernes en otro día largo -nada menos que 224 km entre Castrovillari y Alberobello- y de obligatoria atención para Movistar Team antes de la ‘emboscada’ de Peschici, el sábado, y el duro Blockhaus, el domingo.

Clasificación



Partners 2017