26 de mayo de 2017

En una etapa que fue varias etapas a la vez y el fiel reflejo de un Giro de entrega y lucha constante por parte de Movistar Team, Nairo Quintana regresó gracias a una labor colosal de la escuadra telefónica a la primera posición de la 'Corsa Rosa' a solo 48 horas de su conclusión en Milán. La 19ª etapa -191 km entre San Candido y Piancavallo (1ª), con tres subidas y rápidos descensos en la primera parte de carrera- hizo ceder al líder Dumoulin (SUN) y sufrir a todos los 'gallos' del pelotón, y en ese sufrimiento volvió a resistir el 'Cóndor' para recuperar la Maglia Rosa que ya vistió en el Blockhaus.

Movistar Team tiró con varios de sus elementos en la bajada de la Cima Sappada (no puntuable), alrededor del km 65, aprovechando una mala posición en el grupo de Dumoulin. En una pelea titánica durante los siguientes cuarenta kilómetros, hasta bien avanzado el ascenso a Sella Chianzutan (2ª), numerosos bloques pelearon entre sí hasta que se acabó juntando un grupo de veinte ciclistas, con Dumoulin junto a Nairo, Nibali (TBM), Pinot (FDJ) y todos los favoritos, que volvió a frenar su impulso y dejar marchar parte de la fuga original del día.

José Joaquín Rojas y José Herrada se filtraron en un movimiento del que acabó saliendo el ganador del día, Mikel Landa (SKY), y del que ellos se fueron descolgando para apoyar a Nairo. Víctor de la Parte y Winner Anacona tiraron fuerte a pie del Piancavallo y evidenciaron las debilidades de Dumoulin, que fue cediendo metro a metro hasta coronar con más de un minuto perdido. Por delante, Quintana resistía con el apoyo de sus dos compañeros fugados y acababa cediendo escasos 12" con Pinot, primero de los favoritos; y 6" con Pozzovivo (ALM) y Zakarin (KAT), que saltaron poco después que el francés.

La general queda apretadísima, con Quintana, Dumoulin (+38"), Nibali (+43"), Pinot (+53"), Zakarin (+1'21") y Pozzovivo en apenas minuto y medio antes de la CRI de Milán (domingo) y del último envite de montaña, mañana sábado, sobre 190 km entre Pordenone y Asiago, con el Monte Grappa (1ª) a 68 de meta y Foza (1ª) a solo quince de la llegada.

DECLARACIONES:

Nairo Quintana: Ha sido un día muy, muy duro, en el que se ha pagado todo el esfuerzo de ayer y de días atrás. Llevamos todo el Giro trabajando muy fuerte y teníamos que volverlo a probar hoy.

Lo intentamos de lejos con gran parte del equipo y también forzamos durante la subida final, primero con Winner Anacona con un relevo bastante fuerte y después con Rojas y José Herrada, dando todo lo que tenían en su momento. Se ha visto una vez más la gran labor del equipo y hay que agradecer y destacarles una vez más, hoy más que nunca, a todo el grupo deportivo: directores, auxiliares… Hemos sabido montar una buena estrategia, desgastado el líder y llegado muy cerca del resto de grandes rivales.

Siempre se tienen dudas sobre qué rueda seguir en esa última subida: sabía que debía estar atento a Nibali, pero a veces son otros rivales quienes sacan diferencias que son complicadas de cerrar. Pero hay que saber medir las fuerzas, pues algunas veces dar una pedalada de más le cuesta a uno segundos importantes.

Mañana esperamos trabajar de nuevo en la misma línea y defendernos bien. El domingo en la crono nos mediremos todos uno contra uno. Hay mucha presión, los rivales también son muy fuertes, pero tenemos esta Maglia Rosa y trataremos de honrarla junto al equipo. Somos un grupo veterano, tenemos la constancia y la experiencia y confío en que nos sabremos defender bien”.

Clasificación

Imagen (c): BettiniPhoto.net



Partners 2017