12 de junio de 2017

El joven Marc Soler (Movistar Team) mantuvo el pulso de los principales candidatos a la general de la Vuelta a Suiza en el difícil final de etapa de este lunes en Berna -159 km llanos desde Menziken-, calco de la llegada del Tour 2016 a la ciudad federal helvética, en la que los adoquines, las curvas y el durísimo ritmo de los equipos de los hombres rápidos y algunos ataques provocaron numerosos cortes en meta.

Pese a que Soler llegaba justo detrás del grupo de una veintena de unidades que alcanzó la llegada unido -con Matthews (SUN) como vencedor al sprint-, los jueces concedían al de Vilanova i la Geltrú el mismo tiempo que sus antecesores. El catalán se sitúa así 10º en la general, a 25" del aussie, y encabeza a una escuadra telefónica que conserva a De La Parte (+45") y Betancur (+55") entre los apenas cuarenta corredores a menos de un minuto del líder.

La Vuelta a Suiza acabará mañana martes en Villars-sur-Ollon (cat. Especial) tras otra jornada breve, 150 km, en la que también se pasará el Col des Mosses (1ª). Será el primer día de montaña de una carrera que encadenará cuatro jornadas con ascensiones: el Simplonpass, lejos de meta, el miércoles; el Albula, con bajada breve hasta La Punt, el jueves; y el durísimo Tiefenbachferner (Sölden), el viernes.

Clasificaciones



Partners 2017