13 de junio de 2017

Era el día clave para conocer el estado de forma de los favoritos en la Vuelta a Suiza y Marc Soler (Movistar Team) respondió a un nivel fantástico. El catalán lograba la 7ª posición en el final en alto (cat. Especial) de Villars-sur-Ollon, tras una etapa breve (150 km) y exigente con la subida previa al Col des Mosses (1ª), respondiendo a un nivel muy por encima de muchos de los candidatos a la clasificación general.

El joven de Vilanova (23 años), bien acompañado hasta mitad de ascensión por Betancur y De la Parte, respondía a ritmo a la decisiva aceleración de un quinteto con Frank, Pozzovivo (ALM), Kruijswijk (TLJ), Spilak (KAT) y Caruso (BMC). Con Warbasse (ABS) fugado por delante en busca de la victoria, Soler resistía ante el alto nivel y los constantes cambios de ritmo de sus contrincantes, hasta ceder definitivamente, tras un gran esfuerzo, a poco más de un kilómetro de la meta. Eran solo 19" los concedidos por Marc ante la parte delantera de dicho grupo, lo que le permitía mantenerse de lleno en la lucha por la carrera: es 5º en la general, a 31" de Caruso y a solo 7" de Pozzovivo y Spilak, empatados en tercera y cuarta posición.

A Soler le esperan todavía por delante dos duros compromisos de montaña -el Albulapass, el jueves, y el Tiefenbachferner, el viernes- y la CRI decisiva de Schaffhausen, el domingo. Antes, mañana miércoles, el grupo dirigido por José Luis Jaimerena tendrá ante sí la larguísima quinta etapa, 222 km entre Bex y Cevio -en el cantón italoparlante del Ticino- con la interminable subida al Simplonpass (Especial) y el Druogno (3ª) a poco más de cincuenta kilómetros de meta.

Clasificación

Imagen (c): Photo Gomez Sport



Partners 2017