2 de agosto de 2017

Una tormenta de verano convirtió una etapa muy controlada, la quinta de la Vuelta a Polonia 2017 con final en Szeszów (130 km), en una sucesión de caídas que condicionaron incluso el sprint final. Movistar Team, con Dowsett y Sutherland trabajando por los mejores escaladores de los de Jaimerena antes de los repechos finales, destacó con una arrancada de Gorka Izagirre en la cota de Lany (2ª) y situó tres de sus piezas -el citado Izagirre, Nelson Oliveira y José Joaquín Rojas- entre las cincuenta unidades que concluyeron unidas y cazaron al último fugado de la jornada, Tejay Van Garderen (BMC).

En una de las curvas del último kilómetro, una caída seleccionó el sprint y permitió a José Joaquín Rojas fajarse entre los mejores para ser 8º. La 'criba' de hoy permite que Gorka Izagirre progrese en la general -se mete 10º, a 39" de Sagan (BOH)- y mantiene también a Nelson Oliveira en 16º lugar (+1'02") antes de las dos decisivas jornadas en los montes Tatras. Mañana jueves será la primera, con un 'sube y baja' interminable -cinco puertos puntuables- en los últimos 70 km camino de Zakopane.

Por su parte, Movistar Team salvó sin incidentes -e incluso saltó a los ataques finales con Richard Carapaz- en la segunda etapa de la Vuelta a Burgos, que se adjudicó al sprint Matteo Trentin (QST) en Belorado tras 155 km con salida en Oña. Sin mayores cambios en la general más allá de los provocados por el puestómetro -Barbero es 8º, a 7" de Landa (SKY), y Moreno se sitúa 16º con el mismo tiempo-, la carrera mira ya al Picón Blanco (cat. Especial), inédito y durísimo final de un día con 173 km y otros cinco altos puntuables que la convierten, con permiso de Neila, en la 'reina' de esta edición.

Clasificaciones: Vuelta a Polonia | Vuelta a Burgos



Partners 2017