Rui Costa hace temblar el muro
26 abril 2012

Tour de Romandía (2ª)

El portugués, 2º ante Hivert (SAU) en el empinado sprint de Moutier, roza un undécimo triunfo de Movistar Team que los azules seguirán buscando sin descanso en las tres etapas decisivas

Tras unas semanas de mala fortuna después de un inicio del mes de abril arrollador, Movistar Team sigue golpeando el muro de las diez victorias en su cuenta particular de 2012 durante el 66º Tour de Romandía, que celebró hoy su segunda etapa con un recorrido rompepiernas de 149 kilómetros entre Montbéliard y Moutier. El luso Rui Costa concluía 2º en el empinado sprint final ante Jonathan Hivert (SAU), después de una jornada en la que la escuadra telefónica se mostró muy activa en los últimos 50 kilómetros con las intentonas de Samoilau y Madrazo. Muy bien colocado en la sinuosa entrada a meta, Costa cedía el triunfo en los últimos metros y se quedaba de nuevo a las puertas de un primer éxito en 2012 que ya rozó en las etapas reinas de Mallorca y Algarve.

Con los seis segundos de bonificación obtenidos en meta, el luso se sitúa al borde del top-ten de la general -es 11º- que marca su compañero Rubén Plaza, el mejor de una escuadra telefónica que acumula hasta seis ciclistas -Castroviejo (14º), Kiryienka (18º), Samoilau y Karpets figuran también entre los treinta primeros- a menos de 20″ del maillot amarillo de Bradley Wiggins (SKY), que se dilucidará en un largo fin de semana con dos etapas de montaña y una complicada contrarreloj final. La primera de ellas, mañana viernes, cubrirá 157 km entre La Neuveville y Charmey, con 5 km en ascenso finales precedidos del paso por La Châtelard (2ª) a 55 kilómetros del final.

DECLARACIONES Rui Costa: “Siempre que haces segundo te queda ese mal sabor. Es importante estar delante, pero a mí lo que me gusta es ganar y hoy lo he visto muy cerca. No creía que el final fuera tan duro, pero he entrado bien colocado en la rotonda que había a 700 metros y cuando faltaban 100 he visto mi momento. Creía que podía ganar, pero Hivert ha llegado con mucho más gas que yo y no he podido hacer nada. En las Ardenas, que son carreras de un enorme nivel, ya estuve delante y aquí estoy manteniendo ese momento de forma. Quedan tres etapas muy importantes y vamos a intentarlo hasta el final. El equipo está fenomenal y todos los compañeros estamos delante todos los días. A ver si podemos rematarlo con una victoria. Mañana es un final en alto y es un día clave para todos