La historia más grande del deporte en 2022: ¡Annemiek van Vleuten, campeona del mundo!
24 septiembre 2022

Quinto título universal para la estructura Movistar Team

La neerlandesa, contra todo pronóstico y pese a su fractura de codo el miércoles, hace valer un imprevisible ataque a 1 km de la llegada en Wollongong para llevarse su cuarto Mundial, segundo en ruta, y vestir el arcoíris con Movistar Team en su última gran 'gira' en 2023.

Un día para no olvidar nunca. Con la misma emoción que supuso aquel 30 de septiembre de 2018, este 24 de septiembre de 2022 quedará grabado para siempre en el recuerdo de los aficionados y la plantilla de Movistar Team. Por quinta vez en la estructura, y primera de su equipo femenino, una de sus corredoras vestirá el maillot más bonito del ciclismo. Y no podía ser otra que la ciclista más brillante de los últimos tiempos y líder del conjunto azul: Annemiek van Vleuten.

Van Vleuten, en las vueltas finales en Wollongong. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

A un kilómetro de los 164 que presentaba el recorrido del Campeonato del Mundo de fondo en carretera en Wollongong (Australia), tras una carrera realmente dura para ella por la lesión de codo sufrida el pasado miércoles en el Relevo Mixto, ‘Miek’ lanzaba desde un selecto grupo de favoritas el ataque más imprevisto. Centrada, por su fractura, en apoyar las opciones de Marianne Vos, la fatiga de su compañera de selección animó a la neerlandesa a buscar un único ‘tiro’. Fue a un kilómetro del final, con el pequeño pelotón siempre al acecho, pero incapaz de volver a alcanzarla. Kopecky (BEL / SDW) y Persico (ITA / VAL) acompañarían en el cajón a la incrédula y extasiada campeona mundial.

La interminable recta final. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

Van Vleuten, por cuarta vez vencedora en los Mundiales tras sus dos arcoíris contrarreloj -Bergen (2017) e Innsbruck (2018)- y el, hasta hoy, único en línea con 105 km de escapada en Yorkshire ’19, vestirá así la prenda más codiciada en el año de su despedida, 2023, junto a un Movistar Team que puede desde hoy presumir de haber acogido a cinco campeones del mundo: Annemiek, Indurain (1995, CRI), Olano (1998, CRI), Costa (2013) y el citado ‘Bala’. Nuestro equipo sigue haciendo historia.

Incrédula tras la llegada. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

DECLARACIONES / Annemiek van Vleuten:

“No me lo puedo creer. Estaba esperando que viniera el momento en que me dijeran que esto no era realidad. ¡Pero si yo estaba trabajando para Marianne! Entonces, en el final, ha llegado un momento en que me he quedado sola en el grupo perseguidor, que ella ya no conseguía volver, y he pensado: ‘Vale, sé que esprintar no puedo, por el codo que tengo roto, pero puedo intentarlo’. He esperado hasta el último momento para arrancar, solo tenía una opción, una. Lo di todo y pensaba que podían cazarme de cara al sprint… pero no han vuelto a entrar.

La entrada en meta. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

Ha sido un infierno. No podía levantarme sobre el sillín, como me gusta hacer. Las piernas parecía que me iban a explotar en la subida. He tenido que correr completamente distinto a como lo suelo hacer, porque yo quería arrancar en el Mount Keira, pero con lo del codo, era imposible. Marianne era nuestra líder y yo salía de gregaria… y aquí estoy, campeona del mundo.

Para papá. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

Los dos títulos de ruta tienen una historia. He dudado esta mañana si ponerme los pendientes que me regaló mi padre, porque no pensé que pudiese tener opciones, pero he pensado: ‘Bueno, si al final siempre me dan buena suerte’. Quería correr como en Yorkshire, no era posible por la lesión, y al final, aunque no han sido 105 km de ataque, ha sido un último kilómetro increíble. Dos arcoíris, con algo que contar detrás.

Junto a Kopecky y Persico. (c) Sprint Cycling Agency / Movistar Team

Yo quería ya ganar el miércoles, fue una pena caerme porque sabía que teníamos una opción bonita, quizá la mejor tras lo que pasó en la CRI, pero aquí estamos. En 2020 no pude disfrutar bien el arcoíris por la pandemia; ahora lo voy a saborear al máximo”.