11 de septiembre de 2011

"Estoy realmente contento y muy agradecido a mis compañeros, que han hecho un trabajo muy bueno durante toda la jornada -explicaba un exultante Rui Costa poco después de cruzar la meta puños en alto-. Las vueltas finales fueron muy nerviosas y difíciles de gestionar, con un circuito tan complicado y con muchos ataques. He estado donde tenía que estar: sabía que tenía que llegar ahí en las últimas dos vueltas, pasando las cotas con los mejores adelante e intentando entrar en todas las escapadas. Este triunfo representa mucho para mí después de la victoria del Tour y pienso que va a ser muy importante para mi carrera. Ambas victorias son importantes pero diferentes, pues en el Tour el éxito llega tras varias jornadas de esfuerzo y aquí estás en una clásica donde debes darlo todo. Ha sido un año muy difícil para nosotros con todos los imprevistos y la mala suerte que hemos pasado, pero pienso que hemos demostrado ser un grupo con fuerza y muy profesional que podía sobreponerse".



Partners 2017