23 de enero de 2013

En su tercer día en competición con el maillot de Movistar Team, Eloy Teruel ofreció la primera prueba de la calidad que le ha traído a la escuadra telefónica. Un día antes de su especialidad favorita, la contrarreloj, y en el primer envite serio de montaña del 7º Tour de San Luis -los 173 km de recorrido entre La Toma y el Alto del Mirador del Potrero (1ª)-, el corredor murciano buscó la escapada en un día que incluía también el Alto de Nogolí, techo de la ronda argentina a más de 2.000 metros de altura.

La avanzadilla de siete hombres con Teruel, iniciada en el km 35 y que llegó a contar con siete minutos de margen, se partió en dos ocasiones: en la primera subida, donde el corredor de la escuadra telefónica tuvo que sufrir hasta conectar de nuevo con el grupo; y ya en el tramo final, en el que se marchó junto a los argentinos Messineo y Giacinti (SLS) y el luxemburgués Gastauer (ALM), último en mantenerse a la rueda del murciano hasta ser cazados a 12 km de meta por un selecto pelotón de sesenta hombres en el que figuraban todos los corredores de Movistar Team.

De ese grupo saltaba en las primeras rampas el brasileño Diniz (FUN) -al que en primera instancia se unió durante unos metros Juanjo Cobo-, que conseguía resistir en solitario hasta la línea de meta. El joven Jesús Herrada -12º, a 48” del sorprendente vencedor de etapa y nuevo líder- fue el mejor de los hombres de José Luis Jaimerena en meta, en la víspera de una contrarreloj individual (19 km llanos en San Luis) en la que varios de los hombres azules tendrán opciones de brillar y acercarse a una general por equipos en la que Movistar Team es tercero tras la etapa de hoy.



Partners 2017