2 de octubre de 2013

Una jornada rapidísima -casi 45 km/h de media totales tras cubrir los primeros 50 kilómetros en menos de una hora- devolvió a Movistar Team a la competición tan sólo tres días del inolvidable Mundial de ruta en la 94ª edición de la Milán-Turín, la carrera más antigua de todo el calendario profesional, sobre 193 km entre Settimo Milanese y la Basílica de Superga (5 km a casi un 10% de desnivel), que había de pasarse en dos ocasiones.

Alejandro Valverde no perdió la opción de mostrarse en carrera tras el bronce en Florencia y, bien protegido por sus compañeros durante la primera subida y el consecuente descenso, llegó con opciones al segundo paso, en un pelotón muy estirado y de apenas una treintena de ciclistas en el que la escuadra telefónica impuso buena parte del ritmo en la aproximación.

Las acometidas de Majka (TST), Pozzovivo (BAR) y Pellizotti (AND) fueron respondidas definitivamente a falta de dos kilómetros para meta por Moreno (KAT), Contador (TST) y un Valverde que alcanzó a los favoritos poco antes del último kilómetro. Sin embargo, entre dicho grupo se colaba un Diego Ulissi (LAM) que arrancó con fuerza en los metros finales y no encontró oposición. El murciano se hacía finalmente con el 6º puesto.



Partners 2017