8 de junio de 2014

Beñat Intxausti (Movistar Team) ha dejado muy buenas sensaciones de cara a un 66º Critérium du Dauphiné con gran ración de montaña en unos ocho días que arrancaron este domingo en Lyon -10'4 km contrarreloj-. El corredor natural de Amorebieta ha marcado el 13º mejor registro sobre un trazado que incluía una cota de 4ª categoría, la Montée de l'Observance, además de un técnico descenso previo a una serie de largas rectas finales -incluido 'Le Tube', un vanguardista túnel de dos kilómetros de longitud-.

16º en la cima, a 11" de Nibali (AST), un gran último parcial -10" mejor que el italiano; 5" más rápido que Contador (TCS), 2º; mejor que especialistas como Kwiatkowski, Kiryienka o Thomas- le dejó sólo 14" por detrás de un Chris Froome (SKY) que dominó a todos sus rivales para vestirse con el primer maillot amarillo por delante del madrileño. La general se aclarará con toda probabilidad y de modo contundente mañana lunes en las rampas del Col du Béal (HC; casi 14 km al 6'6%). Allí acabarán 156 km con poco terreno de recuperación: Saint-Marcel-l'Éclaire (2ª) y Albigny (4ª) de salida, más Bard (2ª), l'Homme Mort (2ª) y Pradeaux (3ª) en la segunda mitad de etapa.



Partners 2017