28 de agosto de 2014

AUDIOS: Alejandro Valverde | Nairo Quintana

IMÁGENES | Galería de la Vuelta a España

JUEGO | Elige tus 3 MOV para la etapa de mañana

Un inicio de ensueño para Movistar Team en la Vuelta a España 2014. Alejandro Valverde ha ofrecido en La Zubia, en la cima de Cumbres Verdes -primer puerto de Primera categoría de la carrera, tras 167 kilómetros con salida en Benalmádena- una exhibición al alcance tan sólo de los grandes nombres del pelotón internacional.

Tras trabajar durante la segunda mitad de la ascensión final (4 km con rampas superiores al 10%) por su compañero Nairo Quintana, el murciano ha sido capaz de batir en el repecho decisivo, tras todo el desgaste realizado, a los mejores especialistas mundiales con una arrancada marca de la casa que le ha servido para volver a vestirse como líder de la ronda española. La labor de protección de Movistar Team, con los Erviti, Malori, Castroviejo o Izagirre cuidando de las dos bazas azules en los puertos de Zafarraya (2ª) y Bemejales (3ª) así como en el llano posterior, se completó con el relevo, iniciada la subida, de un Andrey Amador que condujo a murciano y colombiano hasta la subida, donde el grupo se disgregó con rapidez hasta quedar, ya con Alejandro en cabeza, en apenas una docena de unidades a falta de poco más de un kilómetro.

Las dos aceleraciones de Rodríguez y el ataque de Froome en los últimos mil metros encontraron cumplida respuesta en un Valverde que arrancó hacia el triunfo -11º del año, 84º de su carrera, 32º de un Movistar Team que iguala 2013 y está a sólo cuatro de las 36 dianas como récord histórico en 1998- mientras Quintana, todavía en crecimiento, cedía escasos 12" que no le impiden mantenerse 2º en la general a 15" de Alejandro y por delante de todos los rivales por la carrera. Mañana viernes, otro final en ligero ascenso para mantener la atención camino de Alcaudete (169 km), todavía lejos del segundo test montañoso del domingo en Valdelinares.


REACCIONES:

Alejandro Valverde: "Esta victoria significa mucho para mí. Aunque con el calor es más difícil encontrarse a gusto, las piernas han ido muy bien, he tenido muy buenas sensaciones y al final he podido vencer. Era una subida muy adecuada para mí y si se podía ganar no podíamos dejar pasar la oportunidad, pero creo que se ha visto muy claramente que yo estaba tirando para Nairo. El viento era favorable y en el grupo delantero no quedaba más remedio que ir a rueda. Iba marcando un buen ritmo para ir eliminando rivales, pero guardando un punto por si arrancaba alguien, como ha ocurrido tanto con Purito como con Froome. En ningún momento he mirado para atrás: tanto Nairo como el equipo desde el coche me iban diciendo que mantuviera ahí y que quedábamos diez o doce corredores nada más. 

Cuando ha arrancado Purito no me lo he pensado y he salido a por él. Es un rival al que no podemos dejar un metro. Luego he tenido fuerzas para poder remachar. El balance es inmejorable: hemos eliminado rivales, aunque no por mucha diferencia; hemos cogido bonificación y el resultado es muy bueno para nosotros. Para mí el jefe principal del equipo sigue siendo Nairo, aunque no me descarto. Tengo muy claro que él va a ir cada día a más, y hoy ha demostrado que está ahí. Vendrá mucha más montaña y seguro que estará muy bien. Estamos demostrando que estamos muy compenetrados y hoy he cogido la batuta en el trabajo por él. Por mi parte, si me encuentro bien intentaré aspirar a alguna victoria de etapa más, aunque tampoco me descarto del todo en la general. Lo importante es que la Vuelta se quede en el equipo".

Nairo Quintana: "Me alegro muchísimo por Alejandro. Es un gran corredor. Ha hecho un gran trabajo por mí en el final y después todavía ha conseguido ganar; eso no lo hace cualquiera. Me hace falta todavía un poco de ritmo y al final se ha notado que no estoy todavía en mi máxima condición, pero espero poder ir a más en las próximas etapas. Lo importante es que se quede la victoria en el equipo, no importa que sea él o que sea yo, y de momento estamos cumpliendo entre los dos sin ningún problema".


Los jóvenes cumplen su cometido en Poitou-Charentes
Dos top-ten han sido la cosecha del bloque más bisoño de Movistar Team en la tercera jornada del Tour du Poitou-Charentes, un doble sector con 112 kilómetros en línea por la mañana y una contrarreloj vespertina de 24 km en L'Isle-Jourdain que dejan a Sylvain Chavanel (IAM) como nuevo líder tras una contundente victoria en la cronometrada. Enrique Sanz, maillot verde de los puntos tras su segundo puesto de ayer, dejó esta vez paso a Lobato en el sprint matutino -8º, antes de retirarse para recuperar del todo por la caída del martes y con vistas al GP Plouay-, mientras que Alex Dowsett (6º), Jesús Herrada (11º) y Jasha Sütterlin (13º) cuajaron una notable CRI que deja a británico y conquense -lider sub25- en el top-ten de la general. Mañana, llegada final a Poitiers -donde Herrada ganó en 2013 y Ventoso lo hizo en 2012- tras 192 km con un clásico y enrevesado circuito final.



Partners 2017