13 de septiembre de 2014

Foto (c): British Cycling

Lo entregó todo, él y sus compañeros, pero como reconocía al acabar la etapa, a Alex Dowsett le quedaba muy poco en las piernas tras el grandioso esfuerzo realizado ayer para vestirse como líder en el Tour of Britain. Una jornada duró el sueño del británico de Movistar Team, la discurrida entre Camberley y Brighton sobre 225 kilómetros que incluían dos duros ascensos, Ditchling Beacon y Bear Road (ambos de 1ª categoría), en la última media hora de competición.

La escuadra telefónica hubo de hacer frente, junto a Bardiani, Tinkoff, Sky o BMC, otra peligrosa fuga de cinco ciclistas, que alcanzó 10 minutos de ventaja a noventa kilómetros del final y de la que saltó Vermote (OPQ) en la primera de las subidas para hacerse con la etapa en solitario. Por detrás, consciente de sus pocas opciones, Dowsett mandó seguir adelante a Ion Izagirre en busca de sus opciones en la general y comenzó a sufrir a mitad de Ditchling, ayudado siempre por un excepcional Giovanni Visconti -no menos mérito tuvieron el trabajo de Sanz, Lastras y Szmyd desde el inicio de la etapa- que le marcó el ritmo y cotuvo unas diferencias que, tras bajar de 40" a sólo 25" entre ambas ascensiones, se dispararon en el último y matador repecho.

Dowsett acabó cediendo más de 1' sobre los favoritos en meta, si bien el liderato pasó a manos de Van Baarle (GRS), 3º en la llegada tras ser parte también de la fuga. Por su parte, Izagirre -12º en la etapa-, se sitúa sexto a 20" del podio y junto a Dowsett peleará mañana por los honores en los 9 km contrarreloj que abrirán por la mañana el definitivo doble sector por las calles de Londres.

DECLARACIONES:
Alex Dowsett (gracias a Cycling Weekly): “Cuando me levanté la verdad es que me sentía bastante recuperado, pero en cuanto llegamos a las subidas vi claro que me iba a tocar sufrir. Comí todo lo que pude, cuidé las fuerzas al máximo, pero por desgracia no ha sido suficiente. Sí que tenía claro que con un final tan duro necesitábamos un 'plan B' por si no podía aguantar. En un principio guardamos tanto a Giovanni [Visconti] como a [Ion] Izagirre, que no trabajasen al estar arriba en la general. Pero como la ventaja de la fuga subió tanto y los otros equipos no querían meterse a tirar si no poníamos uno más en cabeza, Visco tuvo que tirar fuerte durante muchísimo rato. La verdad es que me ayudó muchísimo a intentar salvarlo y le estoy muy agradecido. Ha sido una gran semana y espero poder rematarla con una buena crono [en Londres] mañana. Es mejor haber llevado el amarillo un día y cederlo que simplemente tirarlo todo en cuanto a la general después del tercer día. Ha sido una carrera bonita: el recorrido que ha propuesto Mick Bennett es uno de los mejores de la historia de este Tour of Britain”.



Partners 2017