3 de septiembre de 2014

IMÁGENES | Galería de la Vuelta a España

JUEGO | Elige tus 3 MOV para la etapa de mañana

La mala suerte se cebó definitivamente con Nairo Quintana este miércoles en la 11ª etapa de la Vuelta a España, sobre 153 kilómetros entre Pamplona y la cima de San Miguel de Aralar (1ª categoría). Una montonera en el km 20 en la primera parte del pelotón, en un momento de enorme tensión por una peleada fuga del día, daba con el colombiano de Movistar Team en el suelo menos de 24 horas después de su caída en la contrarreloj de Borja. Aquejado de fuertes dolores en el hombro derecho, el líder de la escuadra telefónica era trasladado en ambulancia a la Clínica San Miguel de la capital navarra, donde los exámenes radiológicos confirmaron una fractura con desplazamiento de la escápula que será operada mañana (15h local, 8am COL) por el doctor Jesús Alfaro, traumatólogo del centro hospitalario pamplonés.

Sin Nairo en carrera, sus compañeros pelearon por una victoria que dedicar a su compañero. Lo intentaron Amador, Castroviejo y un destacado Izagirre vigilando las fugas del día -un intento de cinco hombres, con Kiryienka (SKY) como último superviviente, fue cazado a pie del ascenso-; ayudaron Moreno, Herrada, Malori y Erviti, tirando en la subida a Lizarraga (3ª) y protegiendo a Valverde en la aproximación al último puerto; y lo intentó el murciano, siempre muy entonado en la subida y atento a los movimientos entre los favoritos. Uno de ellos, el del italiano Aru (AST), acabó haciéndose con el triunfo mientras Alejandro firmaba la 2ª plaza, picando 6" sobre Contador (TCS) que sumados al obtenido sobre el madrileño en el sprint intermedio de Tafalla le sitúan a 20" -todavía 2º- en la general.

Con Movistar Team líder por equipos -casi 4' sobre Katusha- y Valverde en cabeza de la Combinada, el pelotón de la Vuelta buscará mayor tranquilidad mañana jueves en una de las últimas etapas llanas de la carrera, un circuito (166 km) alrededor de Logroño.


DECLARACIONES:

Alejandro Valverde: "Ha sido un día 'bueno', entre comillas. La caída de Nairo ha sido justo a mi lado; él venía detrás. íbamos hacia el puesto 40º: Imanol, Nairo y yo. Se le han caído varios delante y mientras yo he visto cómo se venían hacia mí y he logrado evitarlos, él no ha podido y se ha ido al suelo. Desde aquí le mando muchos ánimos y mis compañeros también. Ayer se le cruzó el día con la caída y muchas veces cuando se te tuerce un día se te acaba cruzando la Vuelta entera.

Ahora mismo firmaba que las cosas me saliesen de aquí a final de Vuelta como hoy. No pensaba esprintar en la bonificación, pero antes del sprint Contador ha arrancado y he salido tras él. Aralar ha sido duro: también por el tipo de asfalto, pero sobre todo porque desde abajo se ha subido muy rápido. Aru se ha merecido la victoria también, ha hecho una gran ascensión. He terminado segundo, con esa bonificación, y para ser un día de montaña y lo fuerte que está Contador, salir más cerca de él en lugar de más lejos es para estar contentos.

Toca liderar al equipo, una vez más. Muchas veces he estado de jefe de filas y esta no es sino otra otra más. No me gusta lo que ha sucedido y tampoco esta situación, pues prefería cómo estaban las cosas antes, pero hay que afrontarlo como viene. Ya he cambiado el chip: hoy he estado ahí, como durante toda la Vuelta, pero tener a Nairo también era mejor; ahora toca afrontar esto solo y habrá que seguir luchando. Es difícil que me vayan a dejar atacar, pero de momento lo que tengo que hacer es estar ahí, día a día, y si puedo ir arañando tiempo, mejor".



Partners 2017