19 de mayo de 2015

Un grupo de cuatro ciclistas frustró la supremacía del pelotón en Forlì, final de los 200 km de la décima jornada del Giro de Italia en un plano y ventoso recorrido por la costa del Adriático.

El local Boem (BAR) se imponía en un agónico sprint ante las fauces del gran grupo tras mantenerse todo el día a menos de 4' de distancia, situación que el viento favorable y la correcta estrategia de los cinco fugados -Busato (STH), Marangoni (TCG) y Malaguti (NIP) le siguieron en el orden de llegada, tras quedar descolgado Gatto (AND)- hicieron imposible de aprovechar para los velocistas.

Ningún incidente marcó la etapa de los Movistar Team, a quienes Juanjo Lobato lideró al sprint logrando la 13ª plaza -novena del pelotón- en el inicio de una semana donde el andaluz tendrá hasta tres opciones más, dos de ellas -la de mañana, en el Autódromo de Imola (153 km), y la del jueves, en el Monte Berico de Vicenza- más exigentes y favorables para su condición.

Un pequeño corte en el pelotón deja a Giovanni Visconti en 7ª plaza -Amador es 9º- de una general que cambia por el problema mecánico y posterior sanción de Porte (SKY), hasta hoy 3º. Contador (TCS) sigue siendo líder.

Clasificación



Partners 2017