21 de julio de 2015

Cuatro durísimas etapas alpinas -a comenzar por la de mañana miércoles, sobre 161 km y cinco puertos camino de la estación de Pra Loup (2ª)- separan a Movistar Team y a todo el pelotón del Tour de Francia de los Campos Elíseos de París. Para hacerlo mejorando sus hasta ahora notables resultados, instalados en el liderato por equipos y con Nairo Quintana y Alejandro Valverde en segunda y cuarta plazas de la general individual, los dos referentes de la escuadra telefónica se conjuraron este martes en la rueda de prensa de la segunda jornada de descanso de la Grande Boucle.

Quintana se mostró contento por la marcha de la carrera, pero aspira a más: “Ser segundo no sería un fracaso, sino todo un honor, pero queda mucho Tour y trabajaremos para ganar. Sigue doliendo haber perdido 1’30” el segundo día de carrera por circunstancias, y no por una cuestión física, aunque sí es cierto que en Plateau de Beille, Froome sí fue más fuerte que yo, y yo mejor que el resto. La estrategia va a ser muy importante; confiamos en todo el equipo, en un ‘Bala’ que siempre está ahí, regular, un compañero increíble, y en los directores, que tanto nos ayudan”. Sobre las etapas que quedan, destaca que “Alpe d’Huez (sábado) me encanta. He entrenado y corrido sobre sus rampas y es una subida que aprecio mucho”.

Valverde señala por su parte que siempre había “tenido muy claro a qué venir. Hacer segundo y tercero estaría fenomenal, pero yo y todos mis compañeros lucharemos a tope por ganar. Para mí está claro que Nairo está fortísimo. Prácticamente cada vez que he corrido con él este año siempre le vi muy fuerte, pero a esta tercera semana del Tour llega con una motivación especial, con muchas ganas y en la forma física necesaria para arañar ese tiempo perdido. Es difícil, porque Froome no ha demostrado fisuras, ni siquiera debilidad bajando, es fuerte y siempre ha soportado mucha presión, pero a Nairo le veo bien y donde se pueda, hay que intentarlo y atacar”.



Partners 2017