24 de julio de 2015

La penúltima etapa de montaña del Tour de Francia 2015 dejó abierto todo para el gran desenlace de mañana sábado en Alpe d’Huez -110 km, con Croix de Fer (Especial) antes del coloso más conocido del ciclismo profesional-. Nairo Quintana se acercó ligeramente al liderato de Chris Froome (SKY) y Alejandro Valverde mantuvo su 3ª plaza en un podio que habrá de luchar con uñas y dientes tras sufrir, desde los últimos metros del Glandon, la amenaza de su ahora máximo rival Vincenzo Nibali (AST).

Un brutal inicio de etapa provocaba que Froome se quedase sin compañeros a 120 de los 138 kilómetros de etapa, en el final de la ascensión a Chaussy (1ª). Malori y Herrada se filtraron en unos primeros movimientos a los que prontó accedió Valverde, espoleado por los movimientos de Contador (TCS) y el propio Nibali. Al arrancar éste por un percance de Froome, José Herrada fue el encargado de tomar el mando del grupo con una insistencia prodigiosa, limitando unas diferencias que crecieron con rapidez hasta 2’10” en la base de La Toussuire, subida decisiva del día.

A 6 km de dicha ascensión, Nairo Quintana lanzaba una serie de fuertes aceleraciones que acabaron descolgando a Froome, una diferencia que aumentó progresivamente hasta los 30” -32” con la bonificación por su 2º puesto- en la parte más suave del puerto y el llano hasta meta. Por detrás, Valverde luchaba con bravura y cruzaba la meta a 2’26” en 6º lugar, para mantenerse 3º a 5’25”, con 1’19” sobre el ganador Nibali, mientras Nairo continúa 2º, ahora a 2’38”.

DECLARACIONES:

Nairo Quintana:En general todo el día ha ido bastante bien, pero nos faltó el toque final. Tratamos de controlar en un primer momento a Nibali, pensando en que Sky podría acabar entrando, pero es cierto que es un corredor que en aquel momento iba a bastantes minutos y no les importaba. Continuamos entonces nosotros con José Herrada, que estuvo fantástico, y Tinkoff también tiró un poco para poderle recortar tiempo. He arrancado buscando el mejor momento para sacarle buen tiempo y distancia a Froome, pero no fue suficiente para lo que pensábamos. Mañana queda otro día, el último ya para todos, donde esperamos poder estar al ataque e intentar también pelear el triunfo de etapa. Sobre Alejandro, creo que estará junto a Nibali mañana y se defenderá bien. Está andando bien, hoy le hemos dejado bastantes minutos, pero en el tú a tú no habrá problemas”.

Clasificaciones



Partners 2017