29 de agosto de 2015

No podía cerrar de mejor forma su campaña de debut en la máxima categoría. Marc Soler (Movistar Team) se ha consolidado este sábado como uno de los mejores referentes de futuro de su generación al conquistar el Tour del Porvenir, prestigiosa cita de ocho días en el interior y Alpes franceses con una difícil crono de apertura en Tonnerre -donde acabó 10º-, tres etapas llanas muy dominadas por las fugas y cuatro días de alta montaña, los tres últimos con grandes actuaciones de un Soler que saltó al liderato ayer viernes.

Tras acabar 3º en el final en alto de La Rosière, el jueves, una sensacional escalada del vilanoví a Beau Plan (1ª) por delante de todos los favoritos en la penúltima etapa, concluyendo 2º en Saint-Michel-de-Maurienne tras el fugado Gesbert (FRA), le dio una sólida ventaja de más de 1' sobre De Plus (BEL), que hubo de gestionar hoy entre una maraña de ataques en un día breve -sólo 93 km-, pero con cuatro puertos puntuables entre los que se encontraban Mollard y Croix-de-Fer. En éste, un ataque de Henao (COL) alcanzaba casi 3' de margen, pero la tenacidad y calma de Soler y sus acertadas arrancadas le hicieron llegar en cabeza a la subida a Bottières, donde se defendió con bravura ante el australiano Jack Haig (2º) y cruzó la meta tercero.

Soler es desde hoy el tercer movistar en la actual plantilla con triunfo final en el Tour del Porvenir, tras Nairo Quintana (2010) y Rubén Fernández (2013), dando otro paso en una fulgurante carrera que le ha llevado al WorldTour en 2015 tras ser uno de los amateurs más destacados del país en las dos pasadas campañas.

DECLARACIONES:

Marc Soler: “Estoy muy feliz de poder rematar esta semana y de aguantar después del esfuerzo del día de ayer. La selección ha estado muy bien todos estos días, todos haciendo su trabajo, dejándonos ver, trabajando o en las fugas, y han sido una parte muy importante de mi triunfo. Donde realmente lo he pasado muy, muy mal hoy ha sido en la subida final a Bottières. En la Croix-de-Fer iba con tranquilidad: Henao ya sólo nos llevaba un minuto y medio de los 2’40” que había cogido y sabía que iba a menos y que tenía que mantener la calma, dejar pasar el descenso y buscar las últimas ascensiones.

El holandés Oomen se ha marchado por delante en el llano antes de los Lacets de Montvernier, después nos han arrancado cuatro o cinco y al final en la subida he saltado para llegar hasta ellos. Haig ha terminado conectando por detrás y con él y Mamykin el ritmo ha sido muy duro en todo el último tramo. Sólo tenía que aguantar, pero de verdad ha sido lo peor.

Cuando llegan días así te acuerdas de mucha gente que te ha estado apoyando estos años, desde la base con el Velosprint, el CC Mollet y el Huesca La Magia de Guillermo Tomás hasta sub23 con Manolo Azcona y Lizarte, y lógicamente Eusebio y Movistar Team, por darme la oportunidad de subir a profesionales con ellos. También de la familia, novia y amigos, de mucha gente que trabaja en la sombra para que esté a gusto, y sobre todo, de las muchas horas sufridas entrenando durante estos meses y años para llegar hasta aquí. Espero que sea el inicio de una buena senda.

Ahora toca disfrutar este triunfo y después cerrar la temporada. Como sub23 no puedo disputar el Mundial de mi categoría, ya que las normas de la Copa de Naciones son distintas a la de los Campeonatos del Mundo, así que quedo pendiente del calendario que Eusebio disponga para completar este año de debut”.

Clasificaciones



Partners 2017