4 de marzo de 2017

Michal Kwiatkowski (SKY) se llevó este sábado la que probablemente haya sido la Strade Bianche más exigente de las once ediciones disputadas hasta la fecha en la clásica toscana. La lluvia caída durante diversas fases de carrera, los fuertes vientos y el peligro añadido que ambos elementos supusieron sobre los tramos de sterrato depararon una carrera repleta de tensión, cortes e incluso caídas que mermaron en cierta medida las opciones del principal movistar presente, Andrey Amador.

El ‘tico’, acompañado hasta la segunda sucesión de secciones de tierra por sus compañeros de Movistar Team -entre ellos, Carapaz y Arcas, que alcanzaron también la meta, el aragonés con una herida en la frente y un golpe en el tórax por otra caída-, hubo de salvar a mitad de carrera una montonera en el pelotón -no cayó, pero se llevó un golpe en el brazo al intentar evitar a los que sí se fueron al suelo- y acusó después un pinchazo que le relegó hasta la 29ª posición en meta, a más de diez minutos del ganador.

Amador formará parte del ocho azul en una Tirreno-Adriático cuyo anticipo tendrá lugar mañana domingo en el GP Larciano, con Nairo Quintana en la alineación. Otro bloque ya aguarda en el norte de Francia el inicio de su concurso en la 75ª París-Niza, con una etapa llana de 149 km en Bois d'Arcy.

Clasificación



Partners 2017