6 de marzo de 2017

La 2ª jornada de la París-Niza (Rochefort-Amilly, 195 km) volvió a hacer sufrir a todos los corredores, con más lluvia si cabe que ayer, fuertes vientos -laterales y favorables en su mayor parte, salvo en el circuito final, con un largo tramo cara al aire en la aproximación a meta- y un pelotón con cuentas pendientes tras la batalla del domingo... que acabaron saldándose con unas tres primeras horas a 47 km/h de media.

Movistar Team peleó las escapadas previas a los primeros abanicos con Marc Soler y logró después introducir a un excelente Gorka Izagirre entre las veinte unidades que conformaron el grupo de cabeza en el primer amago de corte. Descolgado después el guipuzcoano hasta el grupo de Martin (QST) y Contador (TFS), la insistencia de varios equipos organizados frente al FDJ del líder Démare acabó formando un pelotón de setenta ciclistas, con José Herrada como acompañante del de Ormaiztegi.

Gorka es 11º en la general tras una llegada al sprint con victoria para Colbrelli (TBM) que sirvió para rubricar otro día de enorme desgaste en el pelotón. Mañana aparecerán las primeras cotas de consideración -Charrecey (2ª) estará a veintiséis kilómetros de la meta de Chalon-sur-Saône (190 km)-, antes de que el miércoles traiga la contrarreloj del Mont Brouilly, que Izagirre aspira a completar si cabe en mejor posición que ahora.

Clasificación

Foto ©: A.S.O.



Partners 2017