29 de abril de 2017

Nairo Quintana arranca este sábado su segundo tramo de temporada en la Vuelta a Asturias, donde probará sensaciones antes del Giro de Italia que parte desde Cerdeña el próximo viernes. Allí llegará con cuatro victorias a la espalda, "dos vueltas y una etapa en cada una de ellas, y el rendimiento mío y del equipo ha sido muy satisfactorio. Hasta ahora el balance es buenísimo y esperamos seguir con esta racha, no solo personal sino de equipo, porque lo que estamos haciendo este año es muy grande y será difícil de superar en el futuro".

"Al principio del año iba más tranquilo, luego hice el ciclo de competiciones, que me dio un punto más, y ahora hemos tratado de ajustar un poquito el entrenamiento en Colombia, con cuidado de no pasarnos porque tenemos luego mucho camino con el Giro y el Tour". Un reto que le motiva sobremanera. "Nunca habíamos hecho esta apuesta, pero pensamos que estamos en el camino correcto, con el entrenamiento adecuado para llegar en condiciones a las dos. Me da confianza la experiencia previa en correr dos grandes en el mismo año. Y este, con la celebración de la 100ª edición del Giro, hace que todavía tenga mucha más atracción hacia esta carrera. He dado un paso más de madurez, de resistencia en el cuerpo. Por eso creo que es el momento de hacerlo, cuando el físico tiene una buena condición. Otros corredores lo intentan, pero cuando están ya en la fase final de su carrera. Yo quiero probar ahora que tenemos salud".

"El recorrido de este año es muy exigente, muy duro. Destaco sobre todo la última semana por la cantidad de subida que hay. Creo que se van a hacer muchas diferencias allí y esa creo que es la particularidad de esta edición, que se han inclinado por un recorrido para escaladores. Fui a reconocer hace unos meses algunas etapas de la última semana como Piancavallo o Asiago con la subida previa a Monte Grappa, que seguro que van a hacer estragos en muchas piernas. Y también el Blockhaus o la crono de Foligno".

Sobre rivales, cita uno por encima de todos: "Nibali. Es su carrera, en casa, el Giro del Centenario. Seguro que llega a un muy buen nivel y con un equipo que corre por primera vez y que seguro tiene muchas ganas. Los otros favoritos todos tienen un gran nivel, un perfil parecido y no podemos olvidar a ninguno. Un gran escalador como Pinot, siempre muy resistente y luchador; el año pasado vimos como Kruijswijk como pudo haber ganado el Giro sin esa caída. Landa lo hemos visto ya cerca de ganar el Giro, es una carrera que le va muy bien por el tipo de subidas. Yates ya le vimos en el Tour muy cerca del podio… son todos corredores con un año más de madurez y por eso no será nada fácil superarles".



Partners 2017