17 de julio de 2017

ESTADO ANÍMICO
Estábamos muy malacostumbrados porque siempre donde competimos estamos entre los primeros o incluso ganando. Y ahora vernos en esta posición es un golpe moral para todos. Pero así es la vida y hay que aceptarlo. Tenemos que ser buenos perdedores igual que hemos sido buenos ganadores. Para mí también es difícil, no solo estar fuera del podio, sino también ver que mi nivel no es el habitual. Pero estoy tranquilo porque sé que he trabajado bien.

Ayer fue un día amargo porque no es bueno, ni bonito ni fácil que te duelan las piernas más de lo normal y menos cuando no estás acostumbrado a encontrarte en esa situación. Pero hay que aceptarlo y tratar de terminar lo más dignamente posible.

A algunas críticas intento no hacerles demasiado caso, porque hay gente que no sabe lo que es sufrir encima de la bicicleta, los sacrificios que hay detrás… Llevamos un año muy bueno, no solo yo sino todo el equipo y seguramente también sin la caída de Alejandro todo habría sido diferente.

OBJETIVOS
Hemos tenido momentos difíciles, pero seguimos en carrera, hemos hecho lo máximo que hemos podido y estos son los resultados. Ahora intentaremos buscar un buen día como en Foix. Sigo manteniendo la ambición de hacer algo brillante, pero vamos a ver porque viendo lo de ayer, en el que el terreno no era demasiado exigente y las piernas no iban, habrá que esperar a ver cómo respondo en los próximos días. Seguiremos hasta París. Hay que tratar de acabar bien el Tour, descansar y volver a competir porque el año no ha terminado.

IGUALDAD EN EL TOUR
El que haya cuatro corredores en medio minuto simboliza la igualdad que hay y que no habíamos visto otros años. Cualquiera de ellos puede pelear por el triunfo. Es verdad que hay un equipo superior, pero de momento no ha marcado las diferencias como lo había hecho en otros Tours.

BALANCE DEL AÑO
Llevaba un año bastante bueno ganando Valencia y Tirreno-Adriatico, la etapa reina en Asturias, he ganado una etapa y he sido 2º en el Giro llegando líder a la última etapa… Llegamos aquí con la ilusión de hacerlo mejor incluso que otros años, pero las fuerzas fallaron un día, luego otro y no recuperé. Se me hizo corto el tiempo de recuperación entre Giro y Tour. No nos hemos sentado aún a analizar qué ha pasado y ahora no es el momento. ¿Repetir el doblete? Es difícil, pero con una planificación analizando lo hecho este año, podría ser en el futuro. De momento, el año que viene creo que estaré en excelentes condiciones para venir a disputar el Tour.

Imagen (c): Luis Barbosa



Partners 2017