7 de julio de 2017

En el día más peligroso por el viento en lo que llevamos de Tour de Francia 2017 -otra larguísima 7ª fracción, sobre 213,5 km entre Troyes y Nuits-Saint-Georges-, Nairo Quintana y sus compañeros de Movistar Team manejaron bien los nervios y rodaron siempre en cabeza para completar en el mismo tiempo del pelotón el último día de conexión entre los Vosgos y el díptico de etapas en la cordillera del Jura.

Ha sido un día con mucho calor, pero hemos librado bastante bien. Ya pensamos en mañana y en el domingo, días en los que esperamos estar bien. Las sensaciones son buenas y estamos preparados para lo que venga. Vamos recuperando día a día”, fue el rápido balance de Quintana tras una jornada en la que, como vienen haciendo todos los años, los hombres dirigidos por Eusebio Unzué se ataron el pañuelo rojo al cuello para festejar San Fermín.

Marcel Kittel (QST) se llevó ante Edvald Boasson Hagen (DDD) un sprint digno de ‘ex aequo’, que no deparó diferencias entre los favoritos para la general. Quintana sigue 9º, a 54” de Chris Froome (SKY), antes de un fin de semana muy montañoso, con tres puertos -La Joux (3ª), Viry (2ª) y Combe de Laisia Les Molunes (1ª)- mañana sábado camino de Les Rousses y nada menos que siete el domingo, con los ‘Hors Categorie’ de La Biche, Grand Colombier y el terrorífico Mont du Chat.

Clasificación



Partners 2017