La cara amarga del ciclismo

22 enero 2011
News' image‛La cara amarga del ciclismo’

Cuando ya rozaban con los dedos el triunfo final en el Tour de San Luis 2011, Xavi Tondo y Movistar Team han vivido en primera persona el lado más amargo del ciclismo. Tras otra etapa de perfecto trabajo por parte de la escuadra española, el líder de la carrera ha visto esfumarse sus opciones de triunfo al sufrir un inesperado desfallecimiento en el descenso del último puerto de la carrera, Cerro El Amago, a menos de 15 kilómetros para la línea de meta.

Tondo marchaba junto a su compañero Soler y su gran rival, el chileno Arriagada –nuevo líder-, cuando ha tocado con su rueda delantera la trasera de este último y se ha ido al suelo. “No diría que la caída ha sido lo que me ha hecho perder la carrera –reconoce Tondo-, pero sí que ha sido la puntilla. No sé si ha sido el calor o el esfuerzo de seis días seguidos en la primera competición del año, la dureza de la etapa… pero ha llegado un momento que me he quedado sin fuerzas”. El líder de Movistar Team tenía la carrera prácticamente en el bolsillo cuando todo se ha venido abajo: “Teníamos la situación controlada al coronar el puerto. Arriagada había arrancado desde abajo, pero de nuevo Soler me ha hecho una gran subida e íbamos los tres juntos. En la última parte de la subida ya he visto que iba un poco fuera de punto pero sabía que, según el perfil, ya todo era llano hasta meta. El problema es que lo único que había desde entonces eran repechos. En un despiste, he rozado la rueda del chileno y me he ido al suelo. He perdido mucho tiempo y en el siguiente repecho me he quedado totalmente vacío. No podía más”.

El ciclista catalán, apesadumbrado tras acariciar el éxito final en la carrera, busca sin embargo las connotaciones positivas: “No hay que darle más vueltas. El ciclismo es así y no somos máquinas. Mi cuerpo ha llegado al límite y punto. Estos días te sirven también para valorar todavía más cuando tienes buenos momentos. Es una lástima y lo lamento sobre todo por todo el equipo. La carrera la he perdido yo, no ellos, porque han estado increíbles todos los días. Pero hay que ser positivos y pensar que no nos volvemos de aquí de vacío. Ahora sólo nos queda recuperarnos y preparar las siguientes carreras, que el año no ha hecho más que empezar. Con este equipo y la afición que tenemos detrás, seguro que damos muchas más alegrías”.