Un domingo desafortunado

22 abril 2012
Un domingo desafortunado

Lieja / V. Rioja

Una avería de Valverde en el momento clave de la Lieja y la caída de Javi Moreno en el grupo cabecero de La Rioja –donde Sanz fue 6º- oscurecen una jornada en la que destacó Kiryienka

Mala jornada para Movistar Team en un domingo al que se presentaba con todas las esperanzas en la Liège-Bastogne-Liège y en la Vuelta a La Rioja. En la clásica belga, una avería mecánica tras una caída sufrida por Valverde en el momento clave de la carrera, justo antes de coronar la Côte de la Redoute, ha arruinado las opciones de protagonismo del murciano. Pese a que su compañero Madrazo le cedía su bicicleta, Valverde no podía ya reintegrase a un grupo cabecero totalmente roto en el que aguantaron hasta la última cota Visconti, Rojas y Rui Costa, el mejor de los azules en meta (17º). El grupo de Valverde era además equivocado en un cruce por las motos que abrían carrera, haciendo imposible la reintegración a cabeza de carrera  del murciano que, acompañado por Lastras, se dejaba llevar hasta la línea de meta.

El más destacado de la escuadra telefónica fue, sin embargo, el bielorruso Vasil Kiryienka, fugado desde que restaban 80 kilómetros para la conclusión y que se mantuvo en vanguardia hasta la penúltima cota, la Côte de La Roche aux Faucons, a 25 km del final. Allí, el italiano Nibali (LIQ) lanzaba una ataque que pareció definitivo pero que fue neutralizado, ya en el kilometro final, por el kazajo Iglinskiy (AST), vencedor por delante del transalpino y de su compañero Gasparotto, que lideraba el primer grupo perseguidor algo más de un minuto por delante de un segundo pelotón que encabezó Rui Costa y en el que también entraba Rojas (26º), inexpicablemente ausente en la clasificación de la prueba. 

DECLARACIONES Alejandro Valverde: “Cuando las cosas salen así, no se puede hacer nada. En Amstel y Flecha no tuve las mejores piernas, pero hoy las sensaciones sí que eran buenas. Justo al empezar La Redoute se ha caído Voeckler, yo iba detrás y no lo he podido esquivar. Me he caído, pero me he levantado rápido y he vuelto al grupo hasta que he visto que había doblado el cambio trasero. He tenido que parar y esperar a Madrazo, que me ha dado su bici porque los coches de equipo iban muy atrás. Después, no íbamos muy lejos pero en un cruce nos han equivocado las motos que abrían carrera. Probablemente podíamos haber entrado, pero realmente las opciones se habían acabado porque yo iba con la bici de Ángel, que es mucho más pequeña que la mía. Es una pena, esta semana no han salido las cosas, pero estoy muy contento de esta primera parte del año. Ahora, toca descansar del todo unos días y empezar ya luego a preparar la segunda parte del año con el objetivo del Tour”. 

Sin opciones en La Rioja
Tampoco rodaron bien las cosas en la Vuelta a La Rioja, donde el equipo no pudo reeditar el triunfo del pasado año de Imanol Erviti. En una carrera loca desde el inicio, la escuadra azul siempre marchó contracorriente, aunque encontró una situación favorable mediada la prueba con un grupo delantero de cuarenta unidades en el que figuraban Sanz, Jesús Herrada –fugado antes durante un buen puñado de kilómetros-, Castroviejo y Javi Moreno, todos en persecución del dúo ruso Ryabkin (CJR) y Shalunov (LOK). Pero una caída del reciente vencedor de Castilla y León –sin consecuencias graves, salvo las magulladuras propias del fuerte golpe- arruinaba las ilusiones de un Movistar Team que quedaba en desventaja numérica y se defendía en la parte decisiva con Enrique Sanz, sexto al final por detrás de Shalunov -que dejó a Ryabkin en las última subidas- y un terceto perseguidor al que estuvo a punto de dar alcance el grupo del navarro de Movistar Team.