Amador se queda a las puertas
17 mayo 2012

Giro de Italia (et. 12)

Tercer puesto del costarricense en la meta de Sestri Levante tras su segunda escapada en un Giro en el que Movistar Team ya es líder por equipos

Protagonista ya el pasado sábado con una fuga de 200 kilómetros camino del primer final en alto del Giro 2012, Andrey Amador ha vuelto a pelear por el triunfo en la duodécima etapa de la Corsa Rosa, 155 km entre Seravezza y Sestri Levante, en la que el costarricense ha formado parte de la escapada de siete ciclistas que ha marcado la jornada. Amador ha sido finalmente 3º en la línea de meta después de un emocionante final en el que el ciclista centroamericano ha demostrado su valentía con un duro ataque en la última cota del día que le ha dejado en cabeza junto a Casar (FDJ) y Santaromita (BMC), los dos mejores clasificados de la fuga en la general.

El trío cabecero ha sido, sin embargo, neutralizado por sus compañeros en el descenso hacia meta donde, tras un carrusel de ataques, el danés Bak (LTB) se marchaba en solitario para llevarse la victoria con un puñado de metros de ventaja respecto al resto de escapados, que se mantuvieron en vanguardia durante más de cien kilómetros. Sin cambios notables en la general –salvo el ascenso de Casar y Santaromita a la parte alta de la clasificación, relegando momentáneamente a Intxausti a la 7ª plaza-, la carrera disputa mañana -13ª etapa, con sólo 121 km entre Savona y Cervere- su última jornada llana antes del díptico de montaña que espera el fin de semana. Las fantásticas prestaciones de Movistar Team en las últimas jornadas han aupado ya a la escuadra telefónica al liderato en la clasificación general por equipos.

DECLARACIONES Andrey Amador: “Sabíamos que era una etapa en la que había muchísimas posibilidades de que llegara la escapada y con esa idea hemos salido. Ha costado muchísimo marcharse y, después, hacer diferencia con el pelotón porque estaba también la pelea por el liderato. Tengo que agradecer a mis directores cómo han sabido llevarme en la escapada. Sabíamos que había gente de mucho nivel en la fuga, pero Arrieta me ha dicho que en el último puerto había que tratar de seleccionar el grupo en la parte final y así lo he hecho. Me he ido con los que sabía que eran los dos más fuertes, especialmente Casar, que en este tipo de fugas es muy inteligente y hemos arriesgado al máximo en el descenso, pero por detrás siempre tienen la referencia delante y han terminado por alcanzarnos”.

“Tenía muy buenas piernas y me hubiera venido mejor que el final hubiera sido en subida, porque en esos cuatro kilómetros finales se suceden los ataques y en ocasiones, como ha pasado hoy, acaba marchándose uno de los menos fuertes. Yo no podía salir a todos los ataques, Bak ha saltado en un buen momento, ha cogido 200 metros y ahí ya no había nada que hacer. Es una lástima porque hubiera sido el mejor escenario para lograr mi primera victoria. Tengo muchas ganas de conseguirla para toda esa gente que me sigue, especialmente en Costa Rica, y que me transmite su apoyo en las redes sociales. Pero voy a seguir intentándolo porque no estoy lejos de conseguirlo y seguro que de aquí al final cogemos otra fuga. Personalmente, estoy satisfecho porque el trabajo en altura previo al Giro ha sido bueno y en cuanto al equipo, creo que hay que estar muy orgullosos porque llevamos una victoria, varios puestos de honor, seguimos con opciones en la general… está siendo un gran Giro para nosotros”.