Llega el momento de la verdad

24 mayo 2012
News' image‛Llega el momento de la verdad’

Giro de Italia (et. 18)

Dos tapponi de altísima montaña y la crono final deciden a partir de mañana un Giro en el que Movistar Team buscará mantener su liderato por equipos y el top-ten de Intxausti

Una jornada de las denominadas de transición, que se ha convertido en la etapa en línea más rápida de la historia de la carrera, ha servido de aperitivo al esperadísimo ultimo fin de semana del Giro de Italia 2012. La etapa 18ª de la Corsa Rosa, con un recorrido llano de 149 kilómetros entre San Vito di Cadore y Vedelago, se ha resuelto en un sprint masivo donde Guardini (FAR) ha sorprendido al favorito Cavendish en una volata en la que no ha conseguido entrar Fran Ventoso.

Sin cambios en la general comandada por Rodríguez (KAT), la alta montaña será la protagonista a partir de mañana con dos durísimas jornadas que terminarán de abrir las diferencias en la clasificación que cerrará la crono del domingo en Milán. A la cita definitiva se presenta Movistar Team con la tranquilidad de los dos triunfos parciales logrados por Ventoso y Amador y con el reto de defender su liderato por equipos y las opciones para entrar en el top-ten final de Intxausti (6º, a 3’04’’) y Pardilla (18º, a 6’53’’).

LA ETAPA DE MAÑANA
Treviso-Alpe di Pampeago. 189 km
Km. 78: Sella di Roa (3ª): 7 km / 6’5% (11% máx.)
Km. 123: Passo Manghen (1ª): 20’5 km / 7’4% (15% máx.)
Km. 160: Passo Pampeago Reiterjoch (1ª): 10’5 km / 9’7% (16% máx.)
Km. 174: Passo Lavazè (2ª): 6’3 km / 8’6% (13% máx.)
Meta: Alpe di Pampeago (1ª): 7’7 km / 9’8% (16% máx.)

DECLARACIONES Sergio Pardilla: “Afortunadamente, este Giro no está teniendo nada que ver para mí con el del año pasado, en el que lo pasé bastante mal. En este me estoy encontrando muy bien y la única pena fue el final en Plan dei Resinelli, que además fue el día en el que mejor iba, pero en el que cogí un ‘pajarón’ importante en los últimos 4 kilómetros y me dejé unos cuantos minutos. Hoy esperábamos recuperar un poco de fuerzas de cara a lo que viene, pero aquí se ve que las jornadas de transición no existen. Vienen dos días durísimos, quizás la etapa de mañana es más extrema, pero a la del sábado llegaremos con el desgaste del día anterior, o sea que las dos marcarán diferencias. El final de mañana en Alpe Pampeago me trae buenos recuerdos porque allí hice 3º en el Giro del Trentino tras Pozzovivo y Riccò en 2010. Esta vez se hará aún más duro porque en el primer paso se sube más arriba todavía. En la del sábado ni quiero pensar; prefiero ir día a día y a ver si podemos estar delante y ayudar a Beñat y tratar de mantener el liderato por equipos, que es algo muy importante porque refleja el nivel que estamos teniendo en este Giro”.