fbpx

Calma casi inalterable

4 julio 2012
News' image‛Calma casi inalterable’

Tour (4ª) / Austria (4ª)

Sólo una caída a 2’5 km de la meta de Rouen -sin Movistar Team afectados- rompió la monotonía en el primero de tres previsibles sprints masivos en el Tour antes de la llegada a los Vosgos el sábado

VÍDEO: Resumen et. 4 Tour de Francia

Sin el temido viento en la costa de Normandía, los 214 kilómetros de la cuarta etapa del Tour de Francia entre Abbeville y Rouen fueron un largo trámite para Movistar Team tras los infortunios sufridos ayer martes en Boulogne-sur-Mer, con la caída y abandono de José Joaquín Rojas. El murciano, que regresará esta misma tarde hacia España para ser operado a última hora de hoy en Murcia de su triple fractura de clavícula, fue la gran ausencia de un equipo azul que salió indemne de la caída sucedida a dos kilómetros y medio de la llegada y mantuvo a Alejandro Valverde a 35″ del maillot amarillo que ostenta Cancellara (RNT). El alemán Greipel (LTB) se hizo con la victoria en la primera volata de las tres que esperan al pelotón -Rouen – Saint-Quentin (196’5 km), mañana, y Metz, el viernes- antes del inicio de la montaña este sábado camino de La Planche des Belles Filles.

Solidez colectiva en la etapa reina de Austria
Por otro lado, la 64ª Vuelta a Austria asistió al triunfo en solitario del danés Fuglsang (RNT), nuevo líder de la prueba tras la etapa reina de la carrera, con 141 kilómetros entre Lienz y Sankt Johann y hasta cuatro puertos de entidad. En el primero de ellos, Iselsberg (2ª), se destacaba un grupo de 18 corredores -con David Arroyo y Sergio Pardilla como representantes azules– que mantuvo en jaque, hasta la mitad del largo ascenso a Hochtor (Especial), al entonces maillot amarillo Di Luca (ASA). El ataque sucesivo de Fuglsang y el checo König (APP) acabó siendo el definitivo, con casi tres minutos de ventaja sobre un pelotón de elegidos en el que Jonathan Castroviejo -que conectó en el descenso-, Arroyo (9º) y Pardilla culminaron una notable actuación de la escuadra telefónica en el último día en los Alpes. La carrera afrontará mañana jueves su quinta etapa, la más larga con 228 kilómetros camino de una exigente cota final (2’5 km al 12%) en Sonntagberg.