fbpx

En busca de una victoria esquiva

12 julio 2012
News' image‛En busca de una victoria esquiva’

Tour de Francia (et. 11)

Kiryienka (9º) y Valverde pelean el triunfo desde el inicio de la etapa reina de los Alpes en La Toussuire, en la que Rui Costa cedió sus opciones de top-10 tras descolgarse en la Croix-de-Fer

VÍDEO: Resumen et. 11 Tour de Francia

Movistar Team se dejó la piel en la etapa reina de los Alpes con sus seis supervivientes en carrera para lograr una victoria de etapa con la que recobrar la alegría en el Tour de Francia 2012. Vasil Kiryienka fue quien más se aproximó al objetivo en los 148 exigentes kilómetros entre Albertville y La Toussuire (1ª), precedido de manera encadenada por la Madeleine (Esp.), la Croix-de-Fer (Esp.) y Mollard (2ª). El bielorruso se unió a Alejandro Valverde en una fuga de casi una treintena de hombres en la subida inicial a la Madeleine, antes de que la carretera comenzara a romperse en el pelotón en el paso por la Croix-de-Fer, donde Juanjo Cobo, inicialmente cortado junto a Karpets y Plaza, se rehizo para coronar junto a los grandes favoritos en su mejor prestación desde su triunfo en la Vuelta ’11.

No ocurría así con Rui Costa, que, descolgado en la Croix-de-Fer y ayudado de Vladimir Karpets hasta el último puerto, alcanzó la meta a un cuarto de hora de los líderes. Por delante, Kiryienka pasaba la última selección en Mollard junto a Sorensen (STB), Kiserlovski (AST) y Rolland (EUC). Pese a los intentos del bielorruso de darle caza, Rolland se marchaba en solitario en la subida final para lograr la victoria, mientras Kiry era alcanzado por el grupo del líder -del que Cobo y Valverde se descolgaron mediada la subida- a menos de 2 kilómetros para el final. El equipo azul seguirá luchando por subir al podio de la Grande Boucle mañana viernes en la duodécima etapa, la más larga del Tour, con 226 km entre Saint-Jean-de-Maurienne y Annonay Dévezieux, dos puertos de Primera en la primera parte y la Côte de Ardoix (3ª) a 19 kilómetros de la línea de meta.

DECLARACIONES Alejandro Valverde: “Ha sido una etapa durísima, de los días que más he sufrido encima de la bicicleta. En 148 kilómetros casi 5.000 metros de desnivel es una barbaridad. Sabíamos que era una etapa en la que podía llegar la fuga y desde el inicio lo hemos buscado. He arrancado desde atrás en La Madeleine para llegar al corte que había por delante y a partir de ahí hemos ido a tope, a tope, a tope todo el día. La fuga era la buena, pero Sky lleva tanta fuerza por detrás que no deja ventaja. No hemos llegado nunca a los cuatro minutos y eso en una etapa como la de hoy no es nada. En la Croix de Fer no sé si he pagado el esfuerzo de ir tan al límite todo el día. El objetivo está claro que es el de buscar las etapas, pero si el equipo del líder sigue en esta línea va a ser muy complicado. Habrá que seguir intentándolo, hoy el equipo ha luchado hasta el final”.

Juanjo Cobo: “La verdad es que he tardado días en encontrar las buenas sensaciones pero parece que al fin encuentro el golpe de pedal y, sobre todo de cara a los Pirineos, esto me da mucha moral. Llegaba al Tour en buena condición pero con falta de ritmo de competición y estos diezdías me han servido para ir encontrándome mejor. Todavía acuso un poco los cambios de ritmo y cuando ha arrancado Evans he tenido que soltarme un poco y luego entrar con Haimar y Schleck. Luego he ido mucho mejor hasta La Toussuire, que se me ha hecho un poco larga. Ahora vienen unas etapas en las que seguramente las fugas se harán al principio. Lo intentaremos, pero ese primer arreón todavía me sigue costando un poco y creo que sobre todo las etapas de Pirineos me pueden ir mejor para buscar ese triunfo de etapa que parece que se nos niega pese a lo mucho que estamos trabajando”.

Salvando incidentes en el adoquinado polaco
Por su parte, Sergio Pardilla, Giovanni Visconti y Javi Moreno continúan a 10″ del italiano Moser (LIQ) en la 69ª Vuelta a Polonia (UCI World Tour), que cubrió hoy jueves su tercera etapa con 201 kilómetros y un circuito final en Cieszyn en el que los tres pasos finales sobre adoquinado dificultaron el trabajo de un pelotón que sólo pudo alcanzar en el último kilómetro a la peligrosa avanzadilla formada por Henao (SKY) y Rutkiewicz (POL), con triunfo final para el checo Stybar (OPQ). La carrera afrontará mañana una opción más clara de sprint en Katowice tras 127 kilómetros con un nuevo circuito conclusivo que antecederá a las etapas de montaña de Zakopane (sábado) y Bukowina Tatrzanska (domingo).