Dos días para una victoria

17 julio 2012
News' image‛Dos días para una victoria’

Tour de Francia

Movistar Team apurará en las dos esperadas jornadas pirenaícas sus opciones para lograr un triunfo parcial en un infortunado Tour que le dejó con seis ciclistas en la primera semana

AUDIOS: Alejandro Valverde | Juanjo Cobo | Rui Costa

Movistar Team disfruta en Pau de la segunda jornada de descanso del Tour de Francia 2012 con la mente puesta en las dos jornadas pirenaícas de mañana miércoles –casi 200 km con Aubisque, Tourmalet, Aspin y Peyresourde por el camino- y del jueves con final en Peyragudes (1ª) tras superar Menté (1ª), Ares (2ª), Burs (3ª) y Port de Balès (Especial). La escuadra telefónica agotará en ambas sus últimos cartuchos para lograr el ansiado triunfo de etapa en un aciago Tour de Francia marcado por las caídas y el infortunio en una primera semana que dejó al equipo con sólo seis ciclistas –tras las bajas de Rojas, Gutiérrez y Erviti- y con varios tocados, en especial Rubén Plaza. Así afrontan el último díptico montañoso Alejandro Valverde, Juanjo Cobo y Rui Costa. 

Alejandro Valverde: Tenemos dos etapas duras que a priori son las que mejor nos vienen. Viendo cómo está la gente en este Tour será difícil, pero vamos a intentarlo con todas las ganas para ver si puede salir todo como queremos de una vez por todas. La etapa del miércoles es un poco más larga, con puertos de muchísima entidad, mientras que la del jueves será corta, se irá a tope desde la salida y será más difícil entrar en la escapada. Intentaremos estar adelante en lo poco que queda, que alguno del equipo pueda coger la fuga, algo que en este Tour está siendo muy difícil, y conseguir esa victoria que se nos niega. Está siendo un Tour difícil para mí y también para el equipo por las bajas y las caídas, que físicamente te dejan mermado y que mentalmente te hacen venirte un poco abajo. Así es como me sentía en los Alpes: con pocos ánimos. Pero ahora, estos dos últimos días me he encontrado un poco mejor, y espero recobrar fuerzas y mentalidad y tener mejor suerte en los Pirineos. Y si no soy yo, que uno de mis compañeros pueda conseguir la victoria. Tener a la familia cerca, pasar por estos puertos míticos y que la afición española te anime muchísimo más, te hace motivarte y poner más empeño. Me llena de orgullo ver que todo el mundo me está apoyando; sólo les puedo decir que voy a dar todo lo que tengo para buscar un triunfo”.

Juanjo Cobo: Para el equipo, estas dos etapas que vienen son claves para tratar de conseguir lo que no hemos podido hacer hasta ahora por una cosa u otra: por las caídas, por la mala suerte, por no estar metidos en los cortes… Personalmente me encuentro en buena condición y estos dos días son buenos para dejar verme y, por qué no, luchar por ese triunfo al que tenemos que aspirar. Creo que la etapa del miércoles, al no acabar en alto, será la más asequible para que dejen llegar una fuga, que es como pienso que debemos planteárnoslo, estando muy atentos de salida. Un mano a mano con los Sky, Evans, Nibali o Van Den Broeck, que son los que están más fuertes en este Tour, sería más complicado. Las dos son etapas duras, pero la del jueves acaba en alto y puede estar más controlada por los equipos de la general. Conozco bien la etapa del jueves porque en 2007 subíamos también Port de Balès y Peyresourde y allí acabé cuarto. Fue un Tour con muy buenas sensaciones y buenos recuerdos y a pesar de no haber conseguido el triunfo allí, guardo grandes recuerdos de esa etapa y sería bonito lograr lo que aquel día se me resistió. Cualquiera de las dos sería importante para el equipo y bonita por correr cerca de casa y de la afición española”.

Rui Costa: “Las dos etapas de montaña en los Pirineos serán las dos últimas oportunidades que tendremos, y tenemos que aprovecharlas de la mejor forma posible. En estos dos últimos días, todo indicaba que podía llegar la escapada. La de ayer se me escapó por poco; lo intenté, pero la suerte no estuvo de mi lado. Pero no hay que bajar los brazos, tenemos que mantener el ánimo y pelear en los dos días que vienen por coger la fuga. Son dos etapas muy duras, quizás más exigente la primera, por la fatiga que llevamos y por el cambio de ritmo que supondrá, pero la segunda se hará más dura y tendremos que intentar no gastar todo mañana para pasar de la mejor forma posible el jueves. Por mi parte, el balance está siendo positivo: tuve caídas, pero ninguna fue importante y sólo ya por eso puedo decir que mi Tour ha sido bueno. Por lo demás, estar entre los veinte primeros era algo que no me planteaba cuando vine aquí, y sí intentar pelear por alguna etapa, que habrá que intentar conseguir en los dos días que quedan. Estoy contento también porque en una carrera tan larga como la que llevamos, sólo he pasado un día malo. Eso me mantiene motivado y con confianza para seguir trabajando en este Tour y continuar mi progresión como corredor”.