Mostrando la mejor cara en los Pirineos
18 julio 2012

Tour de Francia (et. 16)

Kiryienka, Karpets y Costa pelearon en la enorme fuga de la 16ª etapa del Tour, con nuevo triunfo para Voeckler (EUC); Valverde y Cobo, entre la primera línea de favoritos antes de la llegada de mañana a Peyragudes

VÍDEO: Resumen et. 16 Tour de Francia

Movistar Team dejó sus mejores sensaciones hasta la fecha en el Tour de Francia 2012 en la primera gran etapa pirenaica, una de las más exigentes de esta edición con 197 kilómetros entre Pau y Bagnères-de-Luchon, pasando dos puertos de categoría Especial -Aubisque y Tourmalet- y dos de Primera -Aspin y Peyresourde-. La escuadra telefónica, muy atenta desde el inicio con todos sus hombres, colocó a tres ciclistas entre los 38 que conformaron la enorme fuga vencedora: Vasil Kiryienka, Vladimir Karpets y Rui Costa. Sería el bielorruso quien llegaría más lejos en la escapada, aguantando con un grupo de cinco hombres en busca de Feillu (SAU) y el ganador de etapa Voeckler (EUC) hasta las rampas más duras del Aspin.

Por detrás, Valverde y Cobo sostenían el ritmo de los favoritos y soportaban el fuerte ataque de Nibali (LIQ) en el inicio del Peyresourde para situarse después en un septeto en persecución del italiano y los dos primeros de la general, Wiggins y Froome (SKY), con los que cedieron menos de un minuto en meta. El murciano y el cántabro tendrán, junto con el resto del equipo azul, su última gran oportunidad para conseguir el ansiado triunfo de etapa en la meta de Peyragudes (1ª), tras 143 kilómetros en los que también se coronarán Menté (1ª), Ares (2ª), Burs (3ª) y el exigente Port de Balès (Especial) encadenado con la vertiente del Peyresourde cubierta hoy en el último descenso y que culminará a menos de 7 km del final.

DECLARACIONES Alejandro Valverde: Sabíamos que era una etapa en la que había que meterse en la fuga porque tenía muchas opciones de llegar. No esperábamos que fuera tan grande, pero hemos conseguido meter ahí a tres compañeros y poco más se podía hacer por detrás. Remover el grupo para intentar entrar por detrás iba a ser en vano y luego sólo quedaba tratar de aguantar a los favoritos. Ahí las sensaciones han sido buenas y eso me da moral de cara a mañana. Tanto Juanjo como yo hemos estado a una buena altura y eso nos da motivación para pelear por el triunfo. Las sensaciones aquí están siendo mucho mejores que en los Alpes. A final el cuerpo tarda en recuperarse de los golpes y eso me pasó factura allí”.