El Clásico de ayer y de hoy

11 octubre 2012
News' image‛El Clásico de ayer y de hoy’

Clásico RCN

Movistar Team, como siempre, fue acompañado de su médico al Clásico RCN, el exciclista Álvaro Mejía, campeón de la prueba en dos ocasiones, (88-89), subcampeón en 1990 y ganador de cuatro etapas, compara sus vivencias como ciclista en el Clásico que le tocó con el que recién terminó.

Diferencias entre sus Clásicos y los de ahora

Álvaro Mejía: No encuentro muchas diferencias, de pronto los recorridos, ahora un poco más largos, sin embargo pienso que en Colombia los trazados siempre se han mantenido, si comparamos las etapas que se hacían en ese entonces, son en kilometraje y en dificultad muy parecidas, inclusive se siguen conservando las mismas distancias entre una ciudad y otra. De pronto se corre con estrategias diferentes, también corredores con condiciones un poco diferentes, y eso hace que cambien un poco, dentro de la competencia las mismas oportunidades para otros.

 

Cambios en los promedios de velocidad

Me he puesto a pensar en eso muchas veces y sacar un promedio es muy difícil, antes hacíamos etapas, sobretodo en Europa, de mas de 300Km, y sin embargo, los promedios eran altísimos, y si comparamos, posiblemente se encuentren ahora promedios un poco más elevados, pero en distancias menores, entonces queda difícil hacer una comparación.

 

Que le falta al ciclismo de ahora?

Al ciclismo de ahora tendría que faltarle, sobre todo dentro de las organizaciones, más motivación, estimular mucho más al aficionado para que salga disfrutar de un espectáculo, que además es gratis, volver de nuevo a insistir en que ese día no haya clases en colegios y universidades, pienso que eso motivaría y le aportaría muchísimo al ciclismo, porque los empresarios van a darse cuenta que es un buen vehículo publicitario. Pero en la medida que tengamos personas y aficionados interesados en verlo.

 

Alguna anécdota de los Clásicos que ganó

El último Clásico que gané, me acuerdo que terminó en Medellín con un circuito, y faltando 3 kilómetros para la llegada hubo una caída porque uno de los helicópteros que estaba transmitiendo descendió muchísimo y tumbó una de las motos de la policía que iba adelante, y ocasionó una caída donde resulté involucrado. La bicicleta se me partió como en tres pedazos, y Efraín Rico que era uno de los compañeros de equipo, cuando me paré ya estaba parado a un lado ofreciéndome su bicicleta, pienso que eso fue lo que me favoreció en ese momento, y volví a ingresar al grupo hasta faltando prácticamente 500 metros para la llegada, y estaba muy cerca el segundo de la General.

 

Sobre el material

Inicialmente, cuando yo estaba en el equipo sub 23 o aficionado de ese entonces, que era Castalia y posteriormente Postobón, teníamos unas bicicletas muy buenas, eran las bicicletas élite también, marca Pinarello, pero era un material mucho más pesado. Sin embargo, a los 3- 4 años en Europa empezamos a usar bicicletas Eddy Merckx, y también las Pinarello que empezaron a sacar en carbono, nos tocó inclusive ensayar el carbono, los primeros tenedores que salieron y los marcos, nos tocaron con un poco de problemas inicialmente. Y posteriormente, corrí en una bicicleta de titanio, que si la comparamos con una bicicleta actual tiene casi el mismo peso.

 

Con sus médicos

Afortunadamente en los dos equipos grandes que estuve, Postobón y Motorola, conté con dos padres como médicos, aquí tenía a Héctor Fabio Cruz, un médico muy conocido, actualmente involucrado en el fútbol profesional. Me apoyaron muchísimo, me colaboraron, me enseñaron, con ellos me trasnochaba muchas veces, preguntándoles algunas dudas que tenia sobre las vitaminas y los medicamentos que han sido permitidos. Igual en Europa, con el médico Máximo que ha sido también un profesional excelente y tranquilo. Tengo recuerdos muy lindos con ellos, con quienes compartí bastante.

 

Recorrido del Clásico RCN 2012

De estas etapas me tocaron todas, los dos Clásicos que gané. Por el Valle del Cauca tuvimos una de las contrarreloj más difíciles, Jumbo – Buga, subimos el Alto de la Línea en los dos Clásicos, corrimos por Bogotá y Antioquia, incluso por los lados de la Costa.

Hacia mucho tiempo que una carrera importante no salía de la Costa, pienso que eso le brindó principalmente a los embaladores en las primeras etapas, la oportunidad de conseguir una victoria individual para su equipo, y también, la ocasión para muchos ciclistas que llegan con un poco de nervios a estas carreras, así se adaptan más rápido al grupo. Y posteriormente, sin duda, llegó una etapa muy difícil, la que terminó en Santa Rosa de Osos, que marcó los resultados finales del Clásico RCN, sin olvidar que al final hubo una contrarreloj complicada que pudo haber variado el orden de los ciclistas en el podio de campeón.

Movistar Team fue un equipo combativo con los corredores que se seleccionaron para esos 10 días, mirando su condición física y anímica. La mayoría ya conocía el recorrido, eso fue ventaja para dar la pelea y no salir de top 10, y llevarnos una hermosa victoria con Byron Guamá en Cali.