fbpx

A romper el mal fario

22 noviembre 2012
News' image‛A romper el mal fario’

Entrevista - Rojas

José Joaquín Rojas confía a Biciciclismo sus aspiraciones para la temporada 2013, en la que buscará sumar nuevas victorias desde inicio de temporada y dejar atrás las lesiones de 2012, con los Nacionales y el Tour de Flandes como sueños

José Joaquín Rojas (1985) afrontará en 2013 su octava temporada profesional, en una trayectoria en la que no ha parado de crecer. Una progresión que se frenó este año por las caídas que sufrió en el Tour de Francia y la Vuelta a España. El murciano buscará sus oportunidades como hombre rápido que es y de nuevo se pondrá el buzo de trabajo para arropar a Alejandro Valverde, su líder y amigo en el Movistar Team. En la siguiente entrevista con BiciCiclismo, Rojas desea que las lesiones le respeten y confía en recuperar el nivel de 2011, cuando luchó por el maillot verde de la regularidad en el Tour de Francia y ganó el Campeonato de España.

El próximo año cumplirás tu octava temporada profesional, ¿te consideras ya un veterano?
Sí, como bien tú dices, a pesar de tener solo 27 años, me considero un veterano en este mundillo. Otros son jóvenes con esta edad, yo en cambio ya tengo a mi espalda vueltas y caídas, muchas historias buenas pero también malas.

¿Cómo qué sensaciones afrontas la nueva temporada? 
Tengo más ganas que nunca, después de un 2012 en el que se me torció todo un poco por la caídas; cuánto más rápido me levantaba, más rápido me caía. Quiero resarcirme y esperar un año como 2011 que era mi nivel en realidad una vez que estoy totalmente recuperado al 100% de mis lesiones. Cada año daba un paso más y este 2012 ha sido de transición. Esperaba hacerlo mejor. Sin embargo, fue un paso atrás que yo me tomo para coger impulso. Y me ha dado un grado de veteranía para afrontar los problemas.

¿Cuáles son tus objetivos?
A nivel personal sobre todo quiero empezar bien, como casi siempre, y correr mucho desde el principio. No tengo un objetivo concreto sino como he dicho recuperar mi nivel y no tener lesiones y que las caídas me respeten… El resto, lo pondré yo, no tengo ninguna duda.

A nivel colectivo, ¿esperas aportar también al equipo?
Sí, sí, sin problema. En 2012, cuando he podido, he estado ahí, al lado de Alejandro (Valverde), dejando de lado mis intereses personales porque es una garantía y es el número uno.

Por cierto, ¿esperabas una temporada tan buena de Valverde?
Sí, incluso esperaba algo más pero no fue posible en el Tour porque le faltó suerte. En sus dos años suspendido ha sido un honor entrenar con él, estaba muy motivado, más que antes, y con una calidad superior a sus mejores momentos. En la Vuelta volvió a demostrar que cuando no tiene percances tiene una enorme calidad, tanto en clásicas, vueltas de una semana como en Grandes Vueltas… Quedan muy pocos como él, tan completo. Valverde seguro que estará ahí de nuevo, en París-Niza, las clásicas y seguro que en el Tour, esperamos que le acompañe la suerte. El equipo mantiene la estructura de 2013 y llegan corredores como Szmyd o Capecchi con calidad y experiencia. Tenemos un bloque muy potente para luchar en cualquier terreno.

¿Cuáles son tus aspiraciones personales?
Está claro que ganar una Gran Vuelta no, aunque sí cualquier clásica o una vuelta de una semana, he demostrado que puedo rendir en ambas, aunque siempre hay alguien en el equipo que hay que respetar.

¿Conoces qué calendario vas a disputar?
El mismo programa, no quiero cambiar mucho, Tour Down Under, Mallorca y Andalucía para empezar. Luego están las clásicas del pavé, con especial atención a la Gante-Wevelgem, y luego echaré una mano a Alejandro en las Ardenas antes de centrarme en la preparación del Tour de Francia. El Down Under es una carrera que me gusta mucho y de hecho la he corrido siete veces, de ocho años de profesional, y dos años fui tercero. Quiero prepararla a conciencia en Murcia donde tenemos la ventaja de tener una de las mejores temperaturas de España y no hace falta irse fuera.

Eres un ciclista rápido, no hay duda, ¿pero volverás a disputar llegadas masivas?
Una de mis virtudes es que soy muy combativo y sí me seguiré metiendo en los sprints. Mi mejor nivel fue en el Tour de Francia 2011 cuando me codeé con los mejores. Los demás no eran mucho más superiores.

¿Qué supuso disputar la regularidad del Tour en 2011?
Una satisfacción personal muy grande ya que además de pelearlo hasta el último día –terminó segundo por detrás de Cavendish- y pude vestirlo durante cuatro o cinco días. Fue todo un orgullo. Nunca me di por vencido aunque al final Cavendish tenía su equipo. Me tenía que buscar la vida porque nosotros no tenemos en el equipo gente para preparar el sprint y Cavendish tiene todo a su disposición. Así que yo tenía acelerar diez veces antes del final cuando él no había arrancado y no se había enfrentado al viento de cara. Aparte de que tiene una velocidad punta impresionante, eso es innegable y hay que reconocerlo.

¿Y ganar el Campeonato de España?
Por cómo lo gané y a Contador, fue un orgullo doble. Porque supone ser campeón de España y vestir el maillot durante todo el año. El año que viene será de nuevo uno de mis objetivos.

Sumas varias victorias en tu palmarés, pero tus puestos entre los diez primeros son infinitos, ¿te has llegado a desesperar en algún momento?
No, desesperar para nada. Todo lo contrario. Eso quiere decir que siempre estoy ahí y supone una motivación extra para hacerlo mejor todavía.

¿Qué otro corredor rápido, de tu mismo perfil, destacarías?
Sagan porque todo lo que se proponía lo ganaba este año. Un ejemplo fue en Suiza. En una etapa luché con el codo con codo pero al final no tuve el valor ni siquiera de cogerle rueda. Iba muy fuerte.

¿Una petición y un sueño para 2013?
Que llegue completo de victorias tanto para mí como para el equipo y que no tenga lesiones. El Tour de Flandes es mi sueño. Sé que es muy complicado, y sé que está al alcance de pocos, pero soñar es gratis.