Infortunio sin fin en Francia

7 Marzo 2013
News' image‛Infortunio sin fin en Francia’

París-Niza (4ª) / Tirreno (2ª)

Tras los abandonos obligados de Costa y Gutiérrez, una caída en la parte final de la etapa desplaza a Nairo Quintana de la pelea por la general en la París-Niza

No está siendo la mejor edición de la París-Niza para un Movistar Team al que la fortuna sigue dando de lado tras cinco días de competición en ‘Carrera del Sol’. Después de la caída que en la primera jornada en línea afectó a Imanol Erviti y Rui Costa -y que obligó al abandono de este último- y del cólico nefrítico que mandó ayer de regreso a casa a Iván Gutiérrez, el turno del infortunio ha sido hoy para la gran baza del equipo, Nairo Quintana. El joven colombiano se ha ido al suelo en la parte final de la cuarta etapa, de 200 km entre Brioude y Saint–Vallier, en el descenso de la Côte de Talencieux (a 18 km de meta), en cuyo ascenso había protagonizado dos aceleraciones en cabeza del pelotón.

El incidente se ha producido en un momento crítico, con el grupo de elegidos –de unas cincuenta unidades- a punto de romperse por lo sinuoso de la bajada y el altísimo ritmo que marcaba en ese momento el conjunto BMC. Pese a reintegrarse con rapidez a la cola del pelotón, Quintana se veía abocado al tercero de los tres bloques en el que se partía el grupo apenas unos segundos después. A pesar de la ayuda de Herrada, Rojas y Javi Moreno, el colombiano no lograba integrarse al grupo cabecero de treinta ciclistas que afrontó el ascenso a Sizeranne (3ª), la última cota del día –en la que llegó a estar a apenas 100 metros de enlazar-, y el posterior descenso hacia la meta, donde Nairo acababa dejándose dos minutos respecto al vencedor de la etapa, Albasini (OGE) y el líder de la carrera, Talansky (GRS). Quintana, junto a sus cinco compañeros en carrera, tendrá la oportunidad de desquitarse mañana en la sexta etapa, única llegada en alto de esta edición de la ronda gala, La Montagne de Lure, puerto de 1ª categoría al que se llegará tras 176 kilómetros con otras cinco ascensiones de menor entidad.

Sprint y lluvia en Italia
Mientras, en la primera etapa en línea de la Tirreno-Adriático 2013, la incesante lluvia ha sido la protagonista de una interminable jornada de 232 km entre San Vincenzo e Indicatore resuelta en un sprint masivo con triunfo de Goss (OGE). Sin cambios en la general –con Cavendish (OPQ) como líder-, los ciclistas de Movistar Team siguen ocupando plazas de vanguardia -6ª a 12ª- tras su sensacional segundo puesto de ayer en la contrarreloj por equipos inaugural. Mañana, trazado más escarpado en la segunda mitad de los 190 kilómetros que enlazarán Indicatore y Narni Scalo.